Subbética

El alcalde de Cabra niega que actuara “con mala fe” al expropiar la nave de la ronda

  • El TSJA ha condenado al Ayuntamiento a pagar 250.000 euros por el justiprecio

El alcalde de Cabra, Fernando Priego, durante su comparecencia. El alcalde de Cabra, Fernando Priego, durante su comparecencia.

El alcalde de Cabra, Fernando Priego, durante su comparecencia. / A. J. Roldán

La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que obliga al Ayuntamiento de Cabra a pagar más de 250.000 euros a la familia Pavón, propietaria del inmueble conocido como la nave de Galisteo, adicionales a los 205.000 euros que ya abonaron por la expropiación para la construcción de la futura ronda urbana A-10, ha causado reacciones en la esfera política local. Así, el alcalde, el popular Fernando Priego, ha comparecido ante los medios “por transparencia, por claridad y porque no tenemos absolutamente nada que ocultar” ante este dictamen judicial desfavorable para los intereses del Consistorio.

“Están en su legítimo derecho de no estar de acuerdo” con el justiprecio fijado por la comisión provincial de valoraciones, precisó Priego, quien afirmó que “el Ayuntamiento de Cabra va a pagar lo que digan los organismos públicos oficiales y también la justicia por ese bien” porque “es un derecho que asiste a los propietarios”.

En este sentido, el regidor también quiso dejar claro que en ningún momento “actuamos con mala fe” en el proceso, en relación a la presencia del edil de Obras, Juan Ramón Pérez, como representante municipal en la comisión provincial de valoración que dictaminó el justiprecio y que, según se cita en la propia sentencia, contraviene la normativa que exigía que el Ayuntamiento fuese representado por un técnico en la materia y no por un concejal.

“La propia justicia dice que poco efecto podía tener esa presencia en el recurso”, comentó el regidor, quien aclaró que en el fallo “sólo se debate el precio del inmueble, y no otras cuestiones”, señalando que “siempre actuamos conforme nos informaba la secretaría general del Ayuntamiento”.

Igualmente, el primer edil recordó que la encomienda de gestión de esta expropiación al Servicio de Arquitectura y Urbanismo (SAU) de la Diputación de Córdoba fue aprobada en septiembre de 2015 “por unanimidad de todo el Pleno municipal”, algo que sacó a colación “para que haya claridad y evitar malos entendidos y confusiones”.

En este sentido, el regidor local subrayó este proyecto como “necesario para hacer menos denso el tráfico” en el casco urbano, por lo que lo consideró “de interés general” la construcción de esta vía. Por último, Priego avanzó que “para fortuna de los egabrenses solucionaremos este problema de hace más de 20 años a la mayor brevedad posible”.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios