Subbética

Bronpi, la empresa de Lucena que ha cambiado la comida de Navidad por bonos para gastar en restaurantes locales

  • La firma de calefacción reparte entre sus 200 empleados tiques de 40 euros válidos en distintos establecimientos hosteleros de la ciudad

Instalaciones de Bronpi. Instalaciones de Bronpi.

Instalaciones de Bronpi. / El Día

El brindis de la comida de Navidad de Bronpi Calefacción se extenderá a una quincena, aproximadamente, de restaurantes de Lucena. Los buenos deseos y renovados propósitos a los que nos aferramos con mayor énfasis en los últimos días de diciembre, y más aún en este 2020 zarandeado por la pandemia, manarán entre las familias y amigos de los 200 trabajadores de esta compañía mientras degustan los platos, entregados a domicilio, elaborados por los establecimientos hosteleros del municipio.

Las restricciones de movilidad y las limitaciones sanitarias impiden los tradicionales almuerzos multitudinarios que suelen organizar las empresas antes de que concluya el año. Unas prohibiciones y recomendaciones que han espoleado la imaginación de los responsables de esta firma, impulsados por la fuerte voluntad de conservar la costumbre de conceder una invitación a sus empleados.

El formato definitivo combina el agasajo de gratitud a la plantilla con la contribución al sostenimiento del segmento de la hostelería. Cada miembro de esta fábrica ubicada en la carretera Córdoba-Málaga obtendrá dos tiques, cuyo importe total es de 40 euros, a canjear en unos quince locales de restauración de Lucena y, también, de Aguilar de la Frontera y Cabra, donde reside parte del personal.

Araceli Pimentel, responsable de Comunicación y Marketing, encuadra esta idea en el compromiso por “ayudar” a los hosteleros de la localidad, “que lo están pasando tan mal”, después de asumir que “era imposible hacer un gran evento como en otros años”.

En primer término, “los trabajadores han recibido la noticia encantados”, relata una de las hijas de Joaquín Pimentel y Pilar Moyano, matrimonio fundador, en 1985, de Bronpi Calefacción.

Esta reconversión favorecerá “disfrutar de manera responsable”, apunta Araceli Pimentel porque se contempla como la asistencia, en grupos reducidos, a los restaurantes o la recogida de pedidos.

La inversión total asciende a 8.000 euros. Esta pionera solución ha generado una formidable repercusión positiva y “diferentes bares han enviado a Bronpi numerosas propuestas” al objeto de ampliar la red de establecimientos favorecidos. “Nos hubiese gustado haberlo hecho con todos los locales y restaurantes y bares de Lucena, pero es difícil de gestionar”, explica Araceli Pimentel.

Bronpi Calefacción se congratula de que la Asociación de Hosteleros de Lucena "aplaude" esta acción y emplaza a las demás empresas del municipio a que “se sumen a la misma iniciativa”. Con distintas líneas de fabricación, esta sociedad, que posee laboratorio propio, opera en unos 20 países, distribuyendo accesorios y complementos para la chimenea y equipos de leña y pellet.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios