Subbética

El Ayuntamiento de Lucena garantiza el alojamiento a los temporeros que no pueden regresar a sus hogares

  • La solución aplicada por el Consistorio lucentino es temporal y supone el alquiler de una vivienda para acoger a estas personas

Centro de Atención Básica al Inmigrante de Lucena. Centro de Atención Básica al Inmigrante de Lucena.

Centro de Atención Básica al Inmigrante de Lucena. / M. G.

La suspensión de la movilidad impuesta por el estado de alarma ha obstaculizado las afanosas rutas que, periódicamente, resisten los temporeros. La parálisis de los transportes aboca al desamparo a transeúntes sin posibilidad de regresar a su lugar de origen ni, tampoco, de culminar su trayecto.

En Lucena, la Policía Local y trabajadores de Servicios Sociales han detectado, al menos, a cuatro personas sintecho que soportaban la intemperie, por ejemplo, en algunos puntos de la zona residencial Oeste-1 o pisos abandonados. Dos de ellos, procedentes de Madrid pretendían llegar a Montalbán a fin de adentrarse la campaña del ajo y, otros dos, son originarios del África subsahariana.

Las disposiciones de este período de excepción prohíben la permanencia fija en la vía pública de ningún ciudadano. El Ayuntamiento lucentino ha concretado, como solución transitoria, el alquiler de una vivienda particular con habitaciones individuales suficientes donde acoger a estas personas sin hogar –que no siempre aceptan abandonar la calle- y resolver su desprotección. Además, ya les tramita ayudas básicas de emergencia.

Es la alternativa "más económica", explica la edil de Servicios Sociales, Carmen Gallardo. El Consistorio ha terminado de adecuar y renovar una Casa del Transeúnte, emplazada en un inmueble anexo al cementerio Nuestra Señora de Araceli. La concejala socialista señala que la inversión ha rondado los 4.000 euros, dinero empleado en la adquisición de camas, colchones y mobiliario, así como en el pintado y la limpieza profunda de las siete estancias que comprenden dormitorio y cuarto de baño.

Aparte de una normativa específica, la apertura de esta dependencia implica, con los consiguientes gastos, la contratación de diferente personal que asegure los servicios de dirección, vigilancia, limpieza y asistencia. En consecuencia, por el momento, el Ayuntamiento se decanta por sufragar arrendamientos. Una opción adoptada "por la poca demanda". No obstante, Gallardo aclara que, "inmediatamente, en el momento que haga falta" comenzará a ofrecer hospedaje la Casa del Transeúnte.

Centro de Atención Básica al Inmigrante

Otro de los recursos que administra Servicios Sociales es el Centro de Atención Básica al Inmigrante, situado en los bajos de la Plaza de Toros. La reorganización y el afianzamiento de esta prestación, en este tiempo de pandemia, ha promovido la consolidación de la plantilla y, actualmente, acuden a este espacio un trabajador social, como habían demandado varias peticiones, y dos limpiadoras. El Ayuntamiento se ha comprometido a garantizar plenamente la cobertura municipal.

En horario de mañana, recibe a una media de 15 personas –extranjeros, aunque también españoles-, los lunes, miércoles y viernes. Excepcionalmente, con el objetivo de reducir el número de jornadas sin actividad, funcionará este próximo día 4 de mayo, jornada de fiesta local.

Complementado a la plantilla municipal, desde hace años, la asociación Amigos de la Escuela interviene, de manera decisiva e imprescindible, en este centro que brinda afecto, compañía y calor humano a los usuarios. Formalmente, la competencia abarca lavandería, entrega de ropa y aseo personal y asesoramiento. Una misión primordial extendida a otras acciones cotidianas como la recarga del móvil, lecciones de español, afectuosa conversación y la proporción de un desayuno.

Las dificultades sobrevenidas por la alerta sanitaria del coronavirus motivan la implicación puntual, en esta acción, de la ONG Infancia Solidaria, que ha respondido solícita, como en multitud de causas, a la llamada del presidente de Amigos de la Escuela, Antonio Moyano Calero, referente incombustible de la silenciosa abnegación, la implicación humana irreductible y la entrega incondicional a los demás.

Tanto a trabajadores como a voluntarios, el Ayuntamiento ha suministrado adecuados equipos de protección individual contra el coronavirus y, en este fin de semana, desinfectará e higienizará las instalaciones. Igualmente, ha proyectado reparaciones de mantenimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios