Campiña Sur

La alcaldesa exige a la Junta "atención igualitaria" a Moriles y la realización de un cribado

  • La socialista Francisca Carmona alerta de "saturación y colapso" en el centro de salud y culpa a Salud de un "total abandono" a este municipio

  • El Ayuntamiento ha cedido dos teléfonos y material de protección sanitaria al consultorio y ha reubicado a un ordenanza en el área de administración

Tareas de desinfección en Moriles. Tareas de desinfección en Moriles.

Tareas de desinfección en Moriles. / El Día

Varias unidades de la guardería y del ciclo de Infantil, en el colegio, han acabado sometidas a cuarentena por el positivo de alumnos y docentes. Los casos de coronavirus se reproducen “alarmantemente” entre los menores. La tasa de contagios rebasa en más de 300 puntos el promedio del distrito sur de Córdoba y se aproxima al millar en los últimos 14 días. Y dos personas han muerto víctimas del covid-19.

Es el “preocupante” paisaje sanitario de Moriles, una población de 3.700 habitantes de la Campiña Sur que ya en la segunda quincena de octubre, con una tasa acumulada de 1.049 positivos, exhibía los peores registros de la geografía cordobesa.

Insistentemente, la alcaldesa, Francisca Carmona (PSOE), ha reclamado a Salud el desarrollo de un cribado masivo y, simultáneamente, la comunicación con la identificación de los positivos con el propósito de ejercer una vigilancia ya que “constan” pruebas de que algunos contagiados abandonan sus domicilios y rompen, en consecuencia, la cuarentena.

Entre la indignación y la impotencia, la regidora socialista acusa a la Junta de infligir un “abandono total” y un trato discriminatorio a su municipio. Por ejemplo, expresa su sorpresa al conocer que se anuncian testeos extraordinarios en localidades como Villa del Río, Bujalance, Cabra o Montoro, con indicadores, en algunos casos, “de 500 o 550 positivos por 100.000 habitantes”, mientras en Moriles la petición del cribaje prosigue pospuesta.

Carmona considera crucial la implementación del cribado de test de antígenos porque permitiría “atacar el virus”, detectar los casos asintomáticos y, por extensión, beneficiar a sectores “muy castigados” como el comercio y la hostelería puesto que favorecería la remisión de la evolución del virus.

Actualmente, la tasa proporcional notificada por el Instituto de Estadística y Cartografía apunta 941 contagios en este municipio, unas cifras que “siguen siendo mala, aunque la tendencia al alza no se consolida”, apunta Carmona.

Reivindica a la consejería de Salud y Familias una protección igualitaria de sus convecinos, en relación a otras localidades, y “mayor atención”. Censura que, ante las diversas solicitudes trasladadas a las delegaciones pertinentes, el silencio se ha impuesto puesto que “no nos escucha, ni tenemos respuesta”.

"Saturación y colapso" en el centro de salud

Alerta de la “saturación” del centro de salud y de la asistencia “muy lenta y poco adecuada” que se presta a los ciudadanos.

Describe que el Ayuntamiento, ante una “situación insostenible”, actúa asumiendo funciones que competen a la administración. Entre otras intervenciones, tanto los centros educativos como el consultorio han recibido material de protección frente al coronavirus, mascarilla o hidrogel, procedentes del Consistorio, porque “carecen de esos medios”.

Comprobado “el colapso y el bloqueo” del personal administrativo, un ordenanza municipal ha sido derivado a esta sección con el objetivo de “aliviar” la carga de trabajo y la tramitación de documentación. El Ayuntamiento también ha aportado dos terminales “porque los médicos y ATS no tienen teléfono en las consultas” y, además, se ha proporcionado una máquina de control de presencia. Por último, la Casa de la Cultura se ha habilitado como sala de espera para los pacientes.

Finalmente, Carmona insiste en recalcar su incredulidad ante “la falta de diligencia” con un pueblo que posee los “mismos derechos” asistenciales que cualquier otro y, sobre todo, “en un momento tan complicado”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios