Zona Norte

Los alcaldes del Alto Guadiato confían en que el BIC de los sitios mineros impulse el turismo

  • La declaración como Bien de Interés Cultural permitirá solicitar diferentes ayudas

Panorámica del Cerco Industrial de Peñarroya-Pueblonuevo. Panorámica del Cerco Industrial de Peñarroya-Pueblonuevo.

Panorámica del Cerco Industrial de Peñarroya-Pueblonuevo. / Ernesto Mauriz

La catalogación del Cerco Industrial de Peñarroya-Pueblonuevo y de antiguos espacios mineros del Alto Guadiato como Bien de Interés Cultural (BIC) por parte de la Junta de Andalucía abre “un gran abanico de posibilidades” para los ayuntamientos desde el punto de vista turístico. De hecho, los alcaldes confían en que la protección impulse de una vez por todas el conocimiento de la comarca y la llegada de visitantes.

Así, el alcalde peñarriblense, José Ignacio Expósito (PSOE), tiene claro que esta declaración supone una “gran oportunidad” para el municipio, pues todos los bienes catalogados se convertirán “en un reclamo para que muchas personas se acerquen a nuestro territorio para conocerlos”. “El BIC es un sello de calidad que pone de manifiesto que contamos con un rico patrimonio en la localidad que es único”, ha destacado.

Y ha insistido en que “esto tiene que servir para que la oportunidad que se nos abre ahora conlleve la generación de riqueza”. La declaración como BIC abre, además, la posibilidad de solicitar financiación del 1,5% del Ministerio de Fomento para la rehabilitación y recuperación de bienes BIC, por lo que “vamos a trabajar en esta nueva opción”.

El alcalde de Belmez, José Porras (PSOE), ha indicado por su parte que se trata de “una buena noticia”, pero ha matizado que “se tenía que haber producido con anterioridad”. Porras ha subrayado que la declaración como BIC va a permitir proteger los pozos mineros, así como ganar un atractivo desde el punto de vista turístico. El Ayuntamiento belmezano, no obstante, ha solicitado a la Junta de Andalucía la declaración como BIC de otros pozos mineros a fin de poder establecer una ruta turística.

La primera edil de Fuente Obejuna, Silvia Mellado (PSOE), ha resaltado por su parte que el reconocimiento es “muy importante”, pues además de proteger patrimonio como el caso del pozo María “va a permitir ponerlo en valor, por lo que es una muy buena noticia”.

Un variado patrimonio

El almacén de sulfato de cobre, los silos de fertilizantes, la chimenea de la fábrica de superfosfatos, la fundición de plomo, la sala de turbinas, el Almacén Central o el antiguo hospital minero. Así, hasta un total 53 espacios del antiguo patrimonio industrial de Peñarroya-Pueblonuevo, Fuente Obejuna y Belmez son protegidos como BIC en la tipología de Lugar de Interés Industrial. La memoria de la Consejería de Cultura subraya que el Cerco Industrial de Peñarroya-Pueblonuevo, junto a los inmuebles vinculados, es “uno de los mejores ejemplos de la actividad industrial desarrollada en la zona Norte de la provincia de Córdoba, que dio origen a las actuales poblaciones de Peñarroya y Pueblonuevo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios