• El municipio propone que la parroquia de la Asunción sea declarada la primera Zona de Especial Protección para las Aves en territorio urbano de Córdoba por su colonia de cernícalos

Zona de Especial Protección para las Aves

Santaella y la Catedral de la Campiña, templos del cernícalo primilla

Una pareja de cernícalos, en la portada de la parroquia de la Asunción de Santaella. Una pareja de cernícalos, en la portada de la parroquia de la Asunción de Santaella.

Una pareja de cernícalos, en la portada de la parroquia de la Asunción de Santaella.

Cristóbal Río

Escrito por

· Ángel Robles

Redactor

Los cernícalos revolotean sobre la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Santaella, la Catedral de la Campiña cordobesa, y parecen juguetear entre la torre y los tejados. Es una estampa habitual en este municipio cordobés porque, según los últimos informes de Medio Ambiente, la colonia de cernícalo primilla (Falco naumanni) que habita en la iglesia es la más grande de las localizadas en un solo edificio en toda la provincia de Córdoba y, más destacado aún, la más importante dentro de un casco urbano. Para protegerla, el Pleno del Ayuntamiento acaba de aprobar una moción por la que, de manera unánime, solicita su declaración como Zona Especial para la Protección de las Aves (ZEPA) en su modalidad urbana.

La petición es totalmente novedosa en Córdoba y, pese a algunas peticiones, aún no existe ninguna declaración de este tipo en Andalucía, donde ni siquiera existe esta figura jurídica. Mientras, Extremadura ha sido pionera en el ámbito de la Unión Europea y las ZEPA asociadas a los núcleos urbanos se han convertido en un rasgo distintivo, puesto que representan casi el 30% de todas las zonas protegidas en la región (71 lugares). Como curiosidad, la superficie conjunta no alcanza ni el 0,1% del territorio protegido, aunque esto "no resta importancia a su valor para la conservación de las aves", explican desde el proyecto Life ZEPA Urban de Extremadura.

El objetivo de las ZEPA urbanas, cuentan, no está relacionado con la conservación de hábitats naturales. Muy al contrario, han sido diseñadas específicamente para "proteger edificios construidos por el hombre, por tratarse del hábitat de nidificación de una singular especie: el cernícalo primilla (Falco naumanni)". Se trata de la experiencia que Santaella quiere protagonizar en Córdoba.

En la proposición, la localidad cordobesa recuerda que en Andalucía se ha producido en "muy corto periodo de tiempo" un descenso "alarmante" de casi el 50% de la población de cernícalo primilla, una especie que encuentra muchos de sus lugares de nidificación en el entorno urbano, especialmente en tejados y paredes.

Y Santaella no ha sido ajena a estos vaivenes poblacionales. El último informe del Servicio de Gestión del Medio Natural de la Junta detalla que la evolución de la colonia tras el fuerte declive de la población de este ave rapaz durante la década de los 90 fue muy positiva, al pasar de 18 parejas reproductoras censadas en 1994 a las 61 de 2006. Para ello fue fundamental, reconocen los técnicos, la restauración respetuosa acometida en la parroquia de la Asunción entre 2004 y 2006 y que permitió no solo mantener, sino también "incrementar la colonia de cernícalos primilla que se reproducía y anidaba desde antes en la superficie exterior del monumento".

La rehabilitación permitió el mantenimiento de unos 120 nidales, de los que 57 quedaron libres, con lo que se preveía que en las siguientes temporadas la colonia superase el centenar de parejas. Además, se redujeron las dimensiones de estos espacios en las zonas exteriores del templo, con lo que se consiguió evitar que las palomas domésticas, cuyos excrementos dañaban el edificio, no pudieran acceder a los nidos.

Como resultado, en 2008 se censaron 58 parejas, que se incrementaron a 65 en 2011. Es el año que marca el inicio del declive poblacional, pues a partir de entonces los técnicos solo constatan la presencia de entre 44 y 45 parejas.

Casco antiguo de Santaella, con la parroquia de la Asunción. Casco antiguo de Santaella, con la parroquia de la Asunción.

Casco antiguo de Santaella, con la parroquia de la Asunción. / Cristóbal Río

En Santaella, reivindican que el municipio tiene "particularidades respecto a la presencia del cernícalo primilla en cuanto a la concurrencia de hábitats de nidificación en determinados espacios urbanos". "Por ello, se debería considerar designar áreas protegidas dentro de las zonas urbanas donde la visibilidad de la especie es notable, hasta el punto de constituir en muchas ocasiones no solo un emblema para la propia ciudad sino, cada vez más, un atractivo turístico muy demandado por todas aquellas personas que buscan combinar el turismo ornitológico con otros tipos de turismo", destaca el Ayuntamiento.

Alburquerque, Almendralejo, Cáceres, Trujillo, Zafra o Jerez de los Caballeros son algunos de los municipios declarados como ZEPA urbanas. El más cercano a Córdoba es Llerena, con la monumental iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Granada. Este edificio, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), junto con el convento de la Merced y la iglesia de Santiago albergan la mayor parte de la colonia de primillas de Llerena. Destaca también una antigua panadería instalada en la iglesia de santa Isabel y los dos silos, lugares en los que también hay parejas reproductoras. Es el espejo en el que parece mirarse Santaella.

La proposición recuerda que la integración de los núcleos urbanos dentro de la Red Natura 2000 es posible a través de la aplicación de la Directiva de Aves, de 2009. Esta norma establece la "obligación de declarar Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) con el objetivo de proteger una serie de especies consideradas prioritarias y sus hábitats", como es el caso del cernícalo primilla y Santaella.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios