Subbética

Salud contempla ahora aplicar restricciones por "zonas" en Lucena

Dirigentes políticos, provinciales y locales, y responsables sanitarios, en un punto del cribado de Lucena. Dirigentes políticos, provinciales y locales, y responsables sanitarios, en un punto del cribado de Lucena.

Dirigentes políticos, provinciales y locales, y responsables sanitarios, en un punto del cribado de Lucena. / Juan Ayala

El porcentaje de positivos por covid-19 que estipule el cribado masivo que se efectúa en Lucena definirá hipotéticas decisiones de limitación de la movilidad. La Junta de Andalucía, una vez posea –este sábado- y analice los datos del muestreo de test de antígenos ponderará la adopción de restricciones. Hasta entonces, “todas las opciones siguen abiertas”.

En el Pabellón Polideportivo, a unos metros del dispositivo sanitario implantado por el distrito sanitario sur de Córdoba, el delegado del Ejecutivo andaluz en la provincia, Antonio Repullo, ha hablado de “zonificación”, atendiendo a los resultados que proporcionen las 1.900 pruebas rápidas de Abbot, adquiridas por la administración autonómica, en una segunda remesa de un millón de unidades.

Profundizando en su teoría, ha citado una palabra repelida por el Ayuntamiento: “confinamiento”, matizando que esta resolución drástica “puede ser de una clase, de un colegio, de un edificio, de un barrio o de una población entera”. Inmediatamente, añadía que es “una solución” a la que “no se quiere llegar”.  Como otras alternativas, se reflexionarán de acuerdo a la “realidad científica, estratificada por edades” porque, continuaba Repullo, “no sabemos cómo va a evolucionar el virus en los próximos días”.

En las últimas jornadas, la expansión del coronavirus en Lucena, incontenido entre el final de la pasada semana y el principio de la presente, se ha estabilizado, rebajándose a 701 positivos el índice por 100.000 habitantes. “Los datos ahora nos arrojan cierta esperanza, pero no quiere decir que sube pasado mañana”, aclara, con prudencia, Repullo, y “provoque una toma de decisiones diferentes a las del día de hoy”.  

La Junta ha resaltado el dinamismo y la rapidez en organizar, en “24 horas”, el operativo desplegado en tres puntos estratégicos de Lucena porque la aprobación ministerial cobró vigencia el miércoles. “Es un esfuerzo muy importante” del área sanitaria, acentuaba Antonio Repullo en presencia del gerente, José Plata.

En sintonía con el alcalde, Juan Pérez, el delegado del Gobierno andaluz en Córdoba apostillaba que cualquier prohibición “no ha de afectar ni a quienes no tienen ni el virus ni a la economía, en una zona estratégica para la comarca, provincia y Andalucía”.

El coste del testeo de “despistaje” en Lucena, desarrollado el jueves y el viernes, se enmarca dentro de los “gastos generales” del SAS, en lo concerniente a los recursos humanos y material ordinario; y los propios test proceden de la compra “genérica” afrontada por la Junta de Andalucía.

Repullo concluía su intervención sosteniendo que cuando se refirió a “la alarma” generada por la población y responsables públicos, realizaba unas “declaraciones generales”, sin aludir expresamente al alcalde de Lucena y a los portavoces de los grupos políticos”. A su juicio, es comprensible que “los alcaldes quiera que se hagan actuaciones de manera inmediata, no es causa del nerviosismo, sino de la responsabilidad porque son los primeros que están padeciendo la pandemia y tiene a los ciudadanos en la calle”.

En una breve alocución, Juan Pérez, incidía, nuevamente, “en el diálogo continuo” entablado con la delegada territorial de Salud –presente en Lucena- y el delegado del Ejecutivo andaluz. “Desde hace dos semanas venimos tomando medidas desde el Ayuntamiento, en colaboración y coordinación, con la Junta”, añadía Pérez, quien emplazaba a los vecinos a implicarse en esta iniciativa a fin de conocer verdaderamente la situación epidemiológica de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios