Los Pedroches
  • La Colada inaugura el periodo de baño con un aforo limitado a 250 personas y buenas perspectivas

Primeros chapuzones de la temporada en la playa entre encinas de Córdoba

Unos niños juegan en la playa de La Colada. Unos niños juegan en la playa de La Colada.

Unos niños juegan en la playa de La Colada.

Sánchez Ruiz

Con muchas ganas de comenzar la temporada de baños en la playa de El Viso. Así han llegado los primeros bañistas en el primer día de apertura al público. Muchos de ellos conocedores de este rincón privilegiado de Los Pedroches y otros que la han visitado por primera vez y han quedado encantados.

Sobre las 12:00 ya podían verse a los primeros bañistas en la playa de interior de La Colada, donde la estampa en un primer vistazo dejaba ver a familias con niños que ya estaban instalados en el agua o haciendo castillos de arena, y algún grupo de amigos que aprovechaba la tranquilidad de la mañana para tomar el sol o el primer baño de la temporada.

Con la llegada del socorrista a las 13:00, cuando ya se superaban los 31 grados de temperatura, la playa ya tenía un aforo mayor, máximo cuando ha llegado un equipo de fútbol de categorías inferiores venido de Pozoblanco para pasar un día de convivencia. Y, entonces, los juegos en el agua han sido los protagonistas, así como la pista de voley playa con la que cuenta entre sus instalaciones.

En la orilla de la playa descansan un grupo de personas mientras vigilan los juegos de lo más pequeños. Cuentan que vienen desde Córdoba y que es la primera vez que acuden a la playa de El Viso. Estudiantes de doctorado en la Universidad de Córdoba de origen panameño y colombiano, cuentan que en los tres años que llevan en Córdoba han visitado también la playa de Iznájar y han estado en otros pantanos donde se permite el baño, pero que, sin duda, esta playa les ha enamorado.

Les ha sorprendido el fácil acceso y localización, que existan muchas sombras naturales gracias a las encinas del entorno, la zona de césped con mesas para poder comer y las instalaciones deportivas e infantiles que completan el conjunto, además de que existen varias zonas de baño con diferentes profundidades. Están seguros de que repetirán más veces este verano una vez que la han descubierto.

Entre el resto de bañista se encuentran vecinos de la comarca que ya conocían la playa y las posibilidades que ofrece para el baño, especialmente para los más pequeños, que ya estaban deseando estrenar los bañadores.

En el bar del complejo ya esperaban este día con ganas, aunque está abierto durante todo el año atendiendo a los visitantes de la zona recreativa, es ahora cuando cobra vida todo el entorno. También estaban preparados los kayak para los bañistas que quieran disfrutar de la oferta de actividades acuáticas que ofrece esta playa de interior.

Con un aforo máximo de 250 personas, las indicaciones ante el covid se encontraban en la entrada a la playa, donde se insiste en no compartir objetos, limpiarse las manos de forma continua y mantener distancia de seguridad, además de respetar el entorno. Los bañistas, en pequeños grupos y acomodados bajo las encinas, respetaban las medidas para poder disfrutar del baño.

El complejo estaba listo para la nueva temporada de baños, a pesar de los destrozos causados por las tormentas del fin de semana pasado, especialmente en la arena y el césped, un imprevisto mayúsculo que obligó al Ayuntamiento a actuar de urgencia para tenerlo todo listo para este sábado. A falta de que vayan abriendo las piscinas municipales de la comarca, los que quieran disfrutar de un día de playa entre encinas, ya pueden hacerlo en El Viso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios