lucena

La Policía denuncia a un vecino por dos núcleos zoológicos sin control sanitario

  • El atestado advierte de las "pésimas" condiciones en que se hallaban los animales

Un coche de la Policía Local, durante una intervención Un coche de la Policía Local, durante una intervención

Un coche de la Policía Local, durante una intervención / el día

La Policía Local de Lucena ha denunciado a un vecino de la ciudad por el desarrollo y la gestión de dos núcleos zoológicos supuestamente ilegales en varias zonas del municipio donde se concentraba una "gran cantidad de animales de diferentes especies" sin ningún tipo de registro ni control sanitario y en "pésimas condiciones de salubridad e higiene", informó ayer el Ayuntamiento.

Una vez concluida la investigación e interpuesta la denuncia, tramitada por la comisión de varias infracciones a la Ley de Protección de los Animales, el Ayuntamiento de Lucena dio traslado de la información obtenida al juzgado de la ciudad, por si los hechos observados pudieran constituir algún ilícito penal por un supuesto maltrato animal, y a la Oficina Comarcal Agraria para que los técnicos inspeccionen ambos lugares para comprobar la procedencia de los animales, así como las posibles infracciones y consecuencias respecto a la tenencia de los demás animales de granja, equinos y creación de los núcleos zoológicos.

Según el atestado policial, el pasado 1 de agosto agentes de la Policía Local tuvieron conocimiento de que por la zona del paraje Doña Elvira había una persona poseedora de una gran cantidad de perros dentro de una parcela en "muy malas condiciones de salud", así como de los problemas que dichos animales causaban al vecindario por malos olores y continuas salidas sin control.

La Policía Local encontró en su interior un total de 14 perros "en muy malas condiciones de salud". Casi todos ellos carecían de microchip y de las correspondientes cartillas sanitaria y de vacunaciones. Además, los agentes localizaron ejemplares de cabras, ovejas, gallos, gallinas, palomas y ratas domésticas, "en pésimas condiciones de salubridad, falta de agua, comida, sin ningún tipo de registro y control sanitario". La actuación policial terminó con la intervención cautelar de nueve canes.

El segundo núcleo zoológico se localizó en el camino de Los Poleares, en un chalet alquilado por el mismo individuo. Allí tenía varios perros, tres burros, gallos, gallinas y conejos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios