Provincia

El PSOE expedientará a los afiliados que recogieron apoyos para García

  • Juan Pablo Durán asegura que se han contravenido "el compromiso ético socialista" y señala que algunos de los que arroparon al alcalde "no son dignos" de la organización

Comentarios 6

Habrá mano dura. La dirección provincial del PSOE no está nada satisfecha no sólo con la actuación del todavía alcalde de Pozoblanco, Benito García de Torres, sino con la de aquellos militantes que le han apoyado y que, según el secretario provincial socialista, Juan Pablo Durán, no se ha ceñido a las normas estatutarias del partido. De hecho, Durán ha señalado a El Día que los que participaron en la campaña de recogida de firmas en apoyo al partido serán expedientados e incluso corren el riesgo de ser expulsados del PSOE de Pozoblanco.

Sobre esta campaña en favor de García de Torres sentenció que "me parece un acto de indisciplina y de ruptura también del compromiso ético socialista de quienes están realizándola, que evidentemente tendrán su apertura de expediente correspondiente, ya que están identificados plenamente, y de expulsión".

El máximo dirigente de los socialistas cordobeses explicó que es la agrupación municipal la que tiene que iniciar ese proceso para expedientar a los militantes. Juan Pablo Durán aseguró con firmeza que "nos vamos a preocupar muy mucho de ponerlos en el sitio que les corresponde, que es fuera de la organización", con lo que correrían la misma suerte que se atisba para el actual alcalde de Pozoblanco, cuyo expediente disciplinario "sigue engordando cada día", precisó Durán. En referencia también al grupo de militantes que ha recogido las firmas de apoyo al regidor, Durán dijo que "allá ellos" si deciden dejar el PSOE y comentó que su partido "no se permite el lujo" de tener entre sus filas a personas que "fuera de los órganos del partido, fuera de los órganos de debate, puedan hacer un uso indiscriminado del daño que le están haciendo a la organización". El responsable provincial de los socialistas cordobeses dijo incluso que "no creo que sean muy dignos de estar en esta organización".

Durán realizó estas manifestaciones antes de que las bases del PSOE de Pozoblanco se reunieran ayer en asamblea para analizar la situación de crisis política que atraviesa el Ayuntamiento -con el divorcio total entre el alcalde y los otros seis ediles socialistas- y la agrupación socialista, dividida, a priori, entre los partidarios y los detractores de Benito García.

El encuentro, que se presumía tenso, fue más tranquilo de lo esperado. Ante más de un centenar de militantes, Durán expuso cronológicamente cómo se habían desarrollado los acontecimientos y las decisiones tomadas por las direcciones provincial y local respecto al alcalde. Las palabras del secretario general fueron replicadas por Benito García, quien mantuvo que había cumplido con los estatutos del PSOE. El secretario provincial recriminó además a García que no había logrado la mayoría absoluta en las elecciones municipales de 2007, si bien el regidor insistió en su discurso de que él no fue el único responsable de los resultados, sino que el anterior alcalde y hoy delegado de Empleo, Antonio Fernández, también tuvo parte de culpa al dejar el cargo antes de que acabara el mandato.

El mandatario socialista estuvo acompañado en la asamblea, entre otros, por el secretario de organización del PSOE cordobés, Miguel Serrano, quien instruye el expediente disciplinario a Benito García de Torres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios