lucena

El PP denuncia que la playa de Jauja será una piscina de verano "normal"

  • La oposición censura que la instalación es un "monumento al despilafarro"

Panorámica de la zona de ocio junto al Genil. Panorámica de la zona de ocio junto al Genil.

Panorámica de la zona de ocio junto al Genil. / r. alcántara

Y la playa de Jauja quedó reducida a piscina. El grupo municipal del PP de Lucena tildó ayer de "monumento al despilfarro" el proyecto de zona recreativa fluvial en la pedanía, que ha quedado convertida en una "piscina de verano normal y corriente", como denunció el portavoz popular, Francisco Huertas. La historia de esta iniciativa arranca en 2015, con la promesa por parte del equipo de gobierno, del PSOE, de la creación de una playa situada a orillas del Genil. "Durante tres años nos han hablado de playa, playa fluvial, playa urbana o piscina natural, y ahora es una simple piscina de verano", denunció la edil Rosario Valverde.

El Ayuntamiento ya ha invertido 325.000 euros, lo que supone un incremento de 167.000 euros sobre el presupuesto inicial debido a las modificaciones que por el camino se han solventado. El primer anuncio de inauguración se produjo en agosto de 2015, y luego se postergó a mayo de 2016. La sorpresa -añadió Valverde- "nos la encontramos cuando la constructora presentó una factura en el Ayuntamiento para el pago de una serie de trabajos desarrollados fuera del proyecto por valor de 43.000 euros".

El proyecto, que tendrá que llenarse con agua potable, ha costado 325.000 euros

Y, cuando parecía todo estaba listo para la inauguración, la Consejería de Salud obligó a adaptar el vaso a la normativa, por lo que hubo que suprimir un escalón que se extendía por todo el perímetro. Este trabajo se realizó gracias a una subvención de la Diputación de 59.000 euros.

La idea original era que el río decantaría en unos lagos y un sistema de plantas acuáticas depuraría el agua hasta una segunda refinación, antes del llegar a una depuradora de arena. Pero, explicó, la concejala, se olvidaron de lo más importante: "Consultar la normativa sobre agua para el baño", según la cual se prohíbe que el agua provenga del río. Así, al final, la piscina se llenará de agua potable. "El proyecto ha sido un despropósito desde el principio, mal planteado y mal ejecutado", censuraron los concejales de la oposición.

Con todo, desde el Ayuntamiento aseguran que este verano, playa o piscina, quedará inaugurada para el uso de los vecinos de Jauja y alrededores. A día de hoy, el quiosco del interior del recinto ya se está ofertando y sólo falta la valla perimetral. Además, el Patronato Deportivo Municipal ya ha aprobado la contratación de nueve monitores para la piscina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios