Último Pleno de la Corporación

La Diputación de Córdoba termina el mandato ‘rota’ por la exposición ‘Maculadas’

  • Andrés Lorite exige la retirada de la muestra y espeta la recogida de 51.000 firmas

  • La diputada de Igualdad ve "misógino" que el PP se dirija al presidente en lugar de a ella 

Los diputados del PP abandonan el Pleno de la Diputación. Los diputados del PP abandonan el Pleno de la Diputación.

Los diputados del PP abandonan el Pleno de la Diputación.

La polémica por la exposición Maculadas sin remedio ha protagonizado el Pleno de mayo de la Diputación de Córdoba, el último del mandato. Paradójico que una obra que toma como base una Inmaculada de Murillo, a la que sexualiza para reivindicar la libertad de la mujer en todos los aspectos, haya vampirizado la última gran trifulca en el antiguo convento, que ha terminado con el PP abandonando el salón de plenos y entre imprecaciones con el público.

El portavoz del grupo del PP y diputado nacional electo, Andrés Lorite, quien el martes presentó una denuncia ante la Fiscalía por la obra Con flores a María de la artista Charo Corrales, ha tirado de superlativos para exigir la retirada de la muestra y ha pedido al presidente de la Diputación, Antonio Ruiz, que pida disculpas: “La exposición es sin duda alguna un ataque intolerable a los sentimientos religiosos de la mayoría de los cordobeses, que son quienes profesan la fe católica. Es una ofensa manifestada tanto en las imágenes como en los textos. Sin duda alguna, es un escarnio gravísimo a los dogmas de la religión católica”, ha dicho Lorite.

El diputado ha mostrado como aval la recogida de 51.000 firmas y “cientos de escritos” sellados en el registro general de la Diputación, así como una denuncia de la Asociación de Abogados Católicos. También ha dicho que la Finca Duernas ha renunciado a un premio a la calidad de sus aceites concedido por la institución provincial y que tenía previsto entregarse la próxima semana como señal de disgusto por la “hiriente exposición”.

La réplica la ha dado la diputada de Igualdad, Ana Guijarro, en lugar del presidente, como había pedido Lorite, lo que lo ha soliviantado. “Lo que han intentado no es más que otra forma de menospreciar el trabajo impecable de Igualdad. Es un ejemplo de misoginia y un acto misógino no dirigirse a mí”, le ha espetado Guijarro. Lorite le ha pedido que se retracte por el “insulto” y ha solicitado amparo al presidente, que se la ha negado. El gesto de la bancada popular ha sido levantarse y salirse de la sesión, lo que ha ocurrido por primera vez en el mandato. La marcha se ha producido entre aspavientos e imprecaciones de unos y de otros y mientras la diputada Ana Guijarro cerraba su intervención.

La responsable de Igualdad ha planteado “si no es más peligroso el mensaje de odio y de señalar con el dedo” que la obra de arte en sí, pues ha insistido en que la exposición “no se hace con el ánimo de ofender absolutamente a nadie”. Así, ha recordado que la misma muestra, en la que participan 14 autoras y con un carácter eminentemente feminista, ya pasó por Sevilla, auspiciada por el Ayuntamiento, y por Huelva.

“Puede haber gustado más o menos, pero no ha existido el revuelo porque estamos en época electoral y han querido ver más allá del trabajo intelectual de las autoras”, ha dicho. Guijarro ha reivindicado la cultura “como hecho transgresor e irreverente” y ha defendido la democracia como “un equilibro entre la igualdad, la libertad y el pluralismo”. “No hay ofensa cuando no hay intención, y quien vea lo contrario lo hace de manera partidista”, ha dicho.

Lorite y el "espíritu de Torquemada"

Cuando el PP ya se había marchado, el presidente, Antonio Ruiz, ha lamentado que haya partidos “dispuestos a hacer de todo para arañar un voto”, y ha visto en el portavoz popular el “espíritu de Torquemada”. “Nos pretende pintar al resto de diputados como unos demonios con patas y rabo, pero esto es difícil de creer en los municipios, donde está claro que la Diputación apoya todas las tradiciones populares, incluida la Semana Santa”. “Tiene que estar muy desesperado el PP para utilizar la religión en una campaña. Es un despropósito e inadmisible”, ha criticado.

Para el diputado de Ciudadanos, José Luis Vilches, negar que la obra “ofende los sentimientos religiosos tiene la misma pena o ignorancia que no condenar el rajar el cuadro”. “El partido comunista confunde siempre provocación con creatividad y cultura con adoctrinamiento”, ha censurado ya fuera de la sesión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios