Agricultura

La Mesa del Regadío exige recuperar los hectómetros prometidos por la CHG

  • La Junta se reúne con varias organizaciones para acordar una batería de medidas que conlleven la mejora de las explotaciones agrícolas gracias a un mejor uso de los recursos hídricos

Sánchez de Puerta, Cobos, Zurera, Fernández de Mesa y Quintero, ayer, durante la reunión de la Mesa del Regadío. Sánchez de Puerta, Cobos, Zurera, Fernández de Mesa y Quintero, ayer, durante la reunión de la Mesa del Regadío.

Sánchez de Puerta, Cobos, Zurera, Fernández de Mesa y Quintero, ayer, durante la reunión de la Mesa del Regadío. / el día

La Mesa del Regadío -integrada por la Delegación de Agricultura y las organizaciones Asaja, COAG, UPA y Cooperativas Agroalimentarias de Andalucía- exigió ayer a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) recuperar al 100% los 228 hectómetros cúbicos de agua prometidos por este organismo dependiente del Gobierno central para los campos cordobeses. Fue el delegado de Agricultura de la Junta en Córdoba, Francisco Zurera, quien recordó que la CHG determinó la necesidad de ampliar la zona de regadío de la provincia por lo que concedió esos casi 230 hectómetros a Córdoba, una concesión que, sin embargo, no se ha llevado a efecto en su totalidad. Zurera explicó que de cumplirse con lo marcado en un inicio, con esa cantidad podrían regarse 150.000 hectáreas de olivar.

El delegado provincial de Agricultura apuntó que "la Mesa no va contra nada, sino en defensa de la agricultura y la ganadería de la provincia", y apostilló que sí hay provincias donde se riega más que en Córdoba. En este sentido, detalló que Córdoba almacena el 50% del agua de la cuenca del Guadalquivir, pero sólo riega un 16%; mientras que Jaén almacena un 37% y tiene para riego un 40% y Sevilla cuenta con un 17% y riega el 42%.

Para Zurera, la clave está en que en Córdoba "hemos sido más disciplinarios" con los mandatos de la CHG, algo que, aseguró, no se ha hecho en otros territorios. El delegado de Agricultura criticó, en este sentido, que siempre se haya puesto como excusa "una cuenca deficitaria", algo que "no es correcto porque otras provincias riegan más y amplían sus regadíos".

El secretario general de UPA, Miguel Cobos, aportó otras claves a la problemática del riego. Habló, en este caso, de que no se haya puesto en marcha el sistema de bombeo de la Breña II, una herramienta que podría haber permitido aprovechar todas las lluvias de inicio de año que, finalmente, se han desaprovechado. También se refirió a la segunda fase del Puente Genil-Cabra o a la instalación de infraestructuras en el Guadajoz, que habrían permitido poner en riego más de 16.000 hectáreas. "Hay que hacer infraestructuras hidráulicas al servicio de la agricultura para crear empleo y riqueza", demandó Cobos.

Por su parte, el presidente de Asaja, Ignacio Fernández de Mesa, habló de la globalización y el nivel competitivo al que tienen que situarse los cultivos cordobeses frente a los de otros países con más superficie y menos medidas fiscales. Fernández de Mesa exigió así más apoyo "para modernizar" los sistemas de riego, tanto de comunidades como de regantes privados.

La secretaria general de COAG, Carmen Quintero, recordó que el agua es esencial "para generar empleo en las zonas rurales" que "ahora necesitan ese agua para poder subsistir". Entre las demandas de las que habló Quintero se encuentran la puesta en marcha de sistemas para sacar las aguas subterráneas de los acuíferos, que se activen las balsas y que se instalen los citados sistemas de bombeo. Además, también exigió más estudios para observar la calidad del agua ya que, añadió, hay agricultores que tienen que cambiar las bocas de riego por daños en las mismas.

El presidente de Cooperativas Agroalimentarias de Andalucía, Rafael Sánchez de Puerta, destacó la "unanimidad absoluta" de todas las organizaciones que componen la Mesa de Regadío y afirmó que la provincia vive "una situación de injusticia" con todo este asunto. "Las fuerzas políticas tienen que ayudar a solventar esto", exigió Sánchez de Puerta porque, manifestó, "la agricultura, sin riego, no tiene ningún futuro". A ello añadió que "a nadie le extraña que se invierta en infraestructuras para construir una carretera, con el regadío debe ocurrir lo mismo". Sánchez de Puerta también destacó que "Andalucía no es una comunidad seca, pero sí muy irregular" y pidió concienciar a toda la sociedad "de la necesidad" de todas estas medidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios