Subbética

Los Mensajeros Reales recogen 5.000 cartas en los colegios de Lucena

  • Los emisarios de los Reyes Magos visitan los centros educativos de la localidad, Jauja y Las Navas del Selpillar, donde reciben las misivas de los escolares

Mensajeros Reales en el colegio Virgen de Araceli. Mensajeros Reales en el colegio Virgen de Araceli.

Mensajeros Reales en el colegio Virgen de Araceli. / El Día

Las dificultades, los impedimentos y las restricciones en el anticipado prólogo del 5 de enero han agrandado la creatividad, el denuedo y la consonancia. La interminable pandemia ha borrado las secuencias de filas interminables en torno a la glorieta Amigos de los Magos de Lucena. La contumacia de la Peña homónima propicia que los Mensajeros Reales reciban las cartas de más de 5.000 escolares de Lucena, Jauja y Las Navas del Selpillar y las trasladen, satisfaciendo fielmente su misión, a Melchor, Gaspar y Baltasar.  

“A cada uno de los problemas que iban ocurriendo, se buscaba una solución”, manifiesta, como concepto clave de este reto, el portavoz de la Peña Amigos de los Magos, Aurelio Fernández.

Anualmente, en uno de los últimos domingos de diciembre, en torno a 2.500 niños desfilan por la sede de esta asociación que, entre la subvención municipal, las aportaciones de empresas y masivas acciones propias, sufraga tanto la Cabalgata de la Ilusión, suspendida, lógicamente, en 2021, como la multitudinaria jornada del itinerario ante los emisarios de los Magos de Oriente.

Al invertirse el enfoque y la dirección –son los embajadores quienes se encaminan hacia los niños-, por ejemplo, el número de lotes de regalos, compuestos por las tradicionales y embelesadoras mochilas y pelotas, ha aumentado al doble y también afloran en las guarderías lucentinas. Unos obsequios que han guardado la pertinente cuarentena una vez depositados en sus destinos.

Colegio Nuestra Señora del Carmen Colegio Nuestra Señora del Carmen

Colegio Nuestra Señora del Carmen / El Día

La ambiciosa estrategia y la logística consiguiente han comprendido la compra y distribución de más de cinco millares de misivas; la adquisición de ropajes para los miembros de las asociaciones de padres e integrantes de la entidad promotora que encarnan a los Mensajeros; y la instalación de más de una veintena buzones en los 11 centros de educación Infantil y Primaria.

El ingente incremento del material proporcionado triplica el presupuesto usual que cada año absorbe esta actividad. Superando a la inversión económica, la organización de esta iniciativa extraordinaria en los colegios cristaliza por la brillante cooperación entre las ampas, los equipos directivos y la Peña Amigos de los Magos.

Sin contacto físico y con todas las medidas de seguridad

Entre hoy y mañana –último día lectivo del año-, durante continuos tramos horarios, en espacios abiertos y ventilados, los escolares saludarán y observarán –sin ningún contacto físico- una treintena de ayudantes de los Magos de Oriente, quienes se situarán en lugares elevados o delimitados al objeto de fijar unas distancias mínimas de seguridad.

El exquisito celo y una disciplina absoluta han guiado el diseño de los circuitos y el montaje de los decorados.

Insiste Aurelio Fernández en admitir que “lo primero que se nos vino a la cabeza fue suspender, pero empezamos a lanzar ideas y darle forma”, triunfando, finalmente, la opción de conjugar uno de los días troncales de la Peña con las habituales fiestas navideñas que se desarrollan en los recintos educativos.

En representación de los directores implicados en esta hermosa y tarea encomienda, Antonio Osuna, docente en el CEIP Nuestra Señora del Carmen, reivindica que “el cole es un lugar seguro” y confirma que “el curso está marchando muy bien, los centros están abiertos y sólo hay algunos cierres puntuales”.

Diversas reuniones previas han conseguido modelar este acontecimiento con la garantía plena de una implementación provista de todas las directrices de precaución sanitaria, tales como mascarillas obligatoria, hidrogel o ausencia de aglomeraciones. “Vimos que era posible y ya pensamos en dónde hacerlo”, apunta Antonio Osuna, puntualizando que, en función de las particularidades de cada edificio y superficie, se han elegido dispares dependencias. Avanza el calendario hacia las vísperas de Nochebuena y, en Lucena, también en este angustioso y abrumador 2020, llegan los Mensajeros Reales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios