Subbética

Lucena revive la esencia de la Feria del Valle entre la diversión y las restricciones

Ambiente en la Feria del Valle de Lucena.

Ambiente en la Feria del Valle de Lucena. / Manuel González

El trasiego ostensiblemente acelerado en las calles de Lucena y cierta agitación desconocida desde hace dos años proclamaban, en la primera mañana oficial de feria, el retorno de un ambiente peculiar, sugestivo y cautivador.

La Feria Real de Nuestra Señora del Valle ha regresado con sus componentes troncales. A las atracciones, ya recuperadas en abril –modelo original de proyección nacional- y entre julio y agosto, se agregan unas terrazas de verano donde, por el descenso al nivel 1, aguardan el baile, obligatoriamente con mascarilla, el servicio en barra y las actuaciones musicales.

Una adaptación festiva asentada en una superficie completa de 15.000 metros cuadrados y que absorbe una capacidad máxima y simultánea de 5.000 personas entre las dos áreas perimetradas.

La música, la atmósfera lúdica, la convivencia distendida, los productos tradicionales y la iluminación aérea, elementos intrínsecos de una feria, resurgen intactos y este período de avance patente hacia la añorada rutina coincide con el escenario sanitario más favorable y apaciguado de los últimos meses. El comité de expertos, unas cuatro horas antes de la inauguración oficial y el encendido del alumbrado, estableció en el área sanitaria el menor grado de limitaciones sociales y de aforo, y, pasado el mediodía del jueves, Lucena registraba 70 puntos en la tasa a 14 días, la cifra más reducida de los últimos meses.

Las nuevas medidas en vigor, al menos durante una semana, han elevado al 75% el aforo en la extensión de 12.000 metros cuadrados contemplados para las 21 atracciones y la treintena de puestos ambulantes de venta de churros, turrones, garrapiñadas, hamburguesas, patatas asadas, buñuelos o bebida y de multitud de juegos típicos. En las terrazas exteriores, que reemplazan a las casetas, el catálogo vigente de pautas dictadas por Salud autoriza la estancia de pie y la organización de conciertos.

La renuncia de los caseteros tradicionales, a causa de la inviabilidad económica que advirtieron, antecedió a la concesión de parcelas de 600 metros cuadrados, base de las terrazas al aire libre, ya probadas Priego de Córdoba y Cabra en virtud de consensos municipales, a dos empresarios de la hostelería -son El Chambao de Ali y Resaca-, a las cofradías de la Aurora y del Amor y al club de fútbol Lucecor. Distribuidas en la calle principal, en este sector, junto a las ramificaciones adyacentes, el límite de asistentes asciende a 3.000 personas.

El control del acceso y la salida, la vigilancia de la concurrencia y la contención de las aglomeraciones, con vigilancia privada y señales y vallas disuasorias, procuran la protección de la prevención frente al covid-19. Desde primera hora de la tarde, la actividad de la feria finaliza a las 02:00, en la zona de atracciones y las denominadas terrazas, dotadas de los correspondientes veladores, cierran a las 03:30.

El alcalde, Juan Pérez (PSOE), combina deseos y pensamientos de “optimismo” por el progreso hacia “la normalidad” y llamamientos a “la prudencia y a la moderación” y pide, también, “paciencia” ante las previsibles “colas para poder entrar porque los aforos son limitados”.

El responsable de la delegación implicada más directamente, José Pedro Moreno, edil de Fiestas, asevera que esta Feria Real de Nuestra Señora del Valle “es segura sí o sí” y recalca que los cierres perimetrales y otras directrices aplicadas permiten controlar al covid-19 en una feria, en todo caso, “que no es convencional ni al uso”.

El Ayuntamiento, con la finalidad de disuadir las concentraciones, ha ubicado en la Ciudad Deportiva los conciertos de Marisol Bizcocho, Paco Candela y Pasión Vega, respectivamente programados el jueves, el viernes y el sábado, siempre a las 21:00.

Los 85 arcos de luces, iluminados hasta el domingo, último día oficial de feria, y la contratación de los artistas elevan el presupuesto municipal a los 83.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios