Subbética

Lucena y Cabra ultiman la aprobación del convenio previo a la construcción de la subestación eléctrica

  • Ambos ayuntamientos ratificarán en Pleno este acuerdo multilateral en las próximas semanas

  • La potencia de esta infraestructura, a implantar en Cabra, superará en más del doble la necesidad inicial y podría abastecer a otras localidades

Plan Parcial Sur-2 de Lucena.

Plan Parcial Sur-2 de Lucena. / M. González

Los plenos de los ayuntamientos de Lucena y Cabra ratificarán, en las próximas semanas, el preceptivo convenio que antecede a la construcción de una nueva subestación eléctrica a desplegar en el municipio egabrense. El siguiente procedimiento ya comprendería la licitación, probablemente impulsada por Endesa, en un mismo expediente, del proyecto de ejecución -el básico ya se culminó- y la propia obra con las nuevas conexiones.

El documento define la adaptación y reordenación de las líneas de suministro actualmente en servicio y precisa de la aquiescencia de las cuatro partes implicadas en este proyecto incubado y ralentizado desde hace años. Aparte de ambos consistorios, lógicamente, intervienen Endesa, responsable de las conducciones eléctricas, y la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA), como titular de un porcentaje del suelo público concernido.

En los últimos días, desde Lucena y Cabra han manifestado que el borrador final ya ha obtenido el cuádruple beneplácito y solamente restarían los pronunciamientos formales de las corporaciones.

Hace unos 15 días, el alcalde del municipio egabrense, Fernando Priego (PP), apuntaba que el Consistorio había logrado y expresado sus “parabienes” a la propuesta definitiva y aguardaba “la respuesta” del Ayuntamiento de la localidad vecina “para coordinarnos”. El regidor popular, quien situaba el origen de esta infraestructura de elevada envergadura 20 años atrás, señalaba que “parece que va a ser muy próxima” la comunicación afirmativa desde Lucena.

Desde la localidad lucentina, una semana después, el concejal de Urbanismo, César del Espino (PSOE), corroboraba que “el borrador ya está revisado”, igualmente, en Lucena.

Un relevo en la dirección de la compañía eléctrica, en fechas recientes, obligó repetir los trámites finales después de “tener sobre la mesa” un convenio “totalmente consensuado”, según ha detallado el concejal socialista. En Lucena, únicamente restaría el “visto bueno” del secretario general del Ayuntamiento toda vez que han sido replicadas las diligencias pertinentes.

Los planes del gobierno municipal de Lucena vaticinan el sometimiento a la consideración plenaria esta proposición multilateral en la sesión de diciembre o en enero.

La subestación eléctrica, imprescindible para el avance del desarrollo de ambas ciudades, dotará de fluido eléctrico, en Lucena, a las zonas residenciales Oeste 1 y Sur 2 y a la urbanización El Zarpazo, donde comparten posesión AVRA, con un 70% del suelo, y el Ayuntamiento, que es dueño del otro 30%.

Con las juntas directivas responsables de los planes parciales -Oeste 1 y Sur 2-, actualmente el Ayuntamiento de Lucena continúa abordando la configuración de las cuantías que han de abonar los propietarios y la forma de afrontar los pagos. “Están ahora mismo en trámite”, ha apuntado Del Espino, quien hacía referencia a “un plan especial de infraestructuras, que tenía Lucena de hace bastantes años, y que conllevaría la firma del nuevo convenio, la derogación de ese plan”.

El abastecimiento eléctrico previsto beneficiaría, en Cabra, al Polígono Industrial Mantón de Manila, donde se ejecutará la subestación, y al PAU R2. La instalación de alta tensión albergará dos transformadores de 25 megavatios. En principio, la potencia necesaria para las áreas inicialmente afectadas alcanza los 21 megavatios y, al ostentar una capacidad superior al doble, podría, en un futuro, nutrir a más municipios del entorno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios