baena

Las Hermanitas de los Ancianos Desamparados mantendrá la residencia

  • El centro de ancianos de San Francisco presta atención a más de 40 personas mayores y genera unos 25 empleos

Acceso principal a la residencia de ancianos. Acceso principal a la residencia de ancianos.

Acceso principal a la residencia de ancianos. / sara núñez

El alcalde de Baena, Jesús Rojano (PSOE), informó ayer de que la congregación religiosa de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados va a seguir en la localidad y va a mantener abierta la residencia de ancianos de San Francisco a pesar de las dificultades que han tenido durante los últimos meses, entre ellas la falta de vocaciones religiosas para mantener su labor y la necesidad de llevar a cabo una inversión para adaptar el edificio a la normativa de la Junta de Andalucía.

Rojano, que recibió anteanoche la comunicación oficial, mostró su "satisfacción por esta noticia tan positiva" para la ciudad y agradeció la buena disposición de la congregación y el Obispado por mantener una residencia que actualmente asiste a más de 40 personas mayores y genera unos 25 empleos.

El primer edil expresó la "disponibilidad del Ayuntamiento y del pueblo de Baena en colaborar con la congregación y el Obispado" en la subsanación de las deficiencias de este edificio histórico para obtener la acreditación necesaria mediante la búsqueda de financiación a través de programas como el Lidera, fondos europeos o los fines sociales de la declaración de la renta para que el espacio continúe prestando servicio.

Aunque la decisión del cierre no dependía del Consistorio, Rojano señaló que en varias ocasiones se ha reunido con los responsables de la congregación y el Obispado para "transmitirles el deseo de todos los vecinos de Baena de que pudieran permanecer en el Convento de San Francisco", no sólo por el servicio que presta la residencia, sino por la "repercusión" que hubiera tenido el cierre para la Semana Santa baenense y la figura de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

No obstante, el primer edil ha mantenido varias reuniones con la consejera de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio, al tratarse de un "problema urbanístico y de conservación del patrimonio" y un "equipamiento al que no podíamos renunciar" ubicado en una "zona humilde que requiere de inversión, restauración y puesta en valor", según expuso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios