Montilla

Educación resta importancia a los destrozos del colegio Gran Capitán

  • La Guardia Civil remite el caso a la Fiscalía de Menores al ser niños de 8 a 11 años

Los alumnos del colegio Gran Capitán acudieron ayer a las aulas como si nada hubieses ocurrido el día anterior, cuando unos actos vandálicos alteraron el desarrollo de la actividad. Aquellos destrozos causados por un grupo de menores de entre 8 y 11 años de edad motivaron la suspensión de la jornada escolar tras el puente de Todos los Santos, pero no evitaron que ayer el centro educativo volviera a paralizarse. Según apuntaron a El Día las fuentes consultadas de la Delegación provincial de Educación, no ha habido daños materiales de especial relevancia, tampoco se han producido pérdidas reseñables y el trabajo se centra ahora en la ejecución del informe que detalle los enseres que se han visto afectados. Pese a la "normalidad" a la que aludieron desde este ramo de la Junta de Andalucía, al centro montillano acudieron ayer agentes de la Guardia Civil para completar la investigación iniciada cuando tuvieron constancia de los hechos el pasado martes.

Aunque aún no ha concluido la inspección por parte de los responsables de Educación, desde la delegación provincial manifestaron que los desperfectos causados no supondrán un excesivo gasto a las arcas de la Junta de Andalucía, si bien abundaron en la "urgencia" de "reparar" todo aquello que haya quedado destrozado. La directora del centro, Aurora Garés, apuntó anteayer a la rotura de puertas y cristales, así como la existencia de pintadas en diversos puntos de estas instalaciones educativas. También puntualizó que se encontraron con restos de comida y una pizarra digital dañada. Los representantes de este departamento del Gobierno autonómica no precisaron, sin embargo, que los menores a los que se le atribuyen los hechos sean alumnos del colegio Gran Capitán, aunque recalcaron que se trata de menores de entre 8 y 11 años de edad.

En lo que la intervención de la Guardia Civil se refiere, las fuentes de este cuerpo de seguridad a las que accedió este medio de comunicación indicaron que, al tratarse de menores, "hemos remitido las diligencias abiertas a la Fiscalía de Menores". Será, por tanto, el ministerio fiscal el que se encargue del caso a partir de ahora y el que determine la sanción que se aplique a los presuntos autores de los hechos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios