Subbética

Coronavirus Lucena: Un "halo de esperanza" en las residencias tras nueve meses de "miedo y preocupación"

  • La vacunación arranca en la ciudad con los 170 residentes y trabajadores de San Juan de Dios y la Casa-Hogar El Sauce

  • La próxima semana proseguirá la campaña, materializada con los equipos móviles del Área Sanitaria Sur, en Nueva Aurora y en Amara

Primeros residentes vacunados en la Casa-Hogar El Sauce. Primeros residentes vacunados en la Casa-Hogar El Sauce.

Primeros residentes vacunados en la Casa-Hogar El Sauce. / El Día

El día de la supervivencia. El optimismo de un futuro clareado. La emoción de una impotencia demasiado terca. Los 170 primeros vecinos de Lucena que han recibido en su organismo la inyección inicial de la anhelada vacuna contra el covid-19 habitan en dos residencias, espacios de extremo riesgo por los inclementes ataques de pandemia. Afortunadamente, ninguna de las dos olas ha penetrado en el centro de mayores San Juan de Dios y, tampoco, en la Casa-Hogar El Sauce.

En torno a las nueve de la mañana de este miércoles, declinaba el pavor crónico de los últimos nueve meses, "porque ellos ven los medios y lo ven todo", revela, haciendo reflexionar sobre la aspereza de las informaciones, la directora del geriátrico de la calle La Calzada, Ángeles Llamas, y florecía con intensidad un renovado entusiasmo entre los 69 internos de la entidad pública, permanente acompañados y queridos por los 70 trabajadores, igualmente inmersos en el proceso de la inmunización.

Una jornada asimilable a la obtención del "Gordo en la Lotería de Navidad", aún sin conocer esta explosión de júbilo, o al advenimiento de los Reyes Magos cada 5 de enero. Felicidad compartida, indomable y agrandada, si fuera ello posible, por los encadenados retrasos de los últimos días.

"Casi hemos tenido que sortear quién era el primero", admite la responsable de esta residencia regentada por una fundación y anexa a la iglesia de San Juan Bautista. La simbólica inauguración del turno de la vida frente a los embates del "pánico" correspondió a Luis Alonso Hurtado, de 72 años, atendido por los sanitarios de uno de los dos equipos móviles operativos en el Área Sanitaria Sur de Córdoba. En esta demarcación administrativa y geográfica, el SAS comenzaba este mismo 30 de diciembre la inoculación de las dosis de Pfizer.

Obviando precisar un destinatario específico, Ángeles Llamas expresa una gratitud múltiple e impersonal por "haber tenido en consideración" como primeros beneficiarios de esta protección científica contra el coronavirus a "este colectivo de mayores que tan mal lo ha pasado, muy mal, con mucho estrés, incertidumbre, miedo y preocupación".

Primera vacunación en la residencia San Juan de Dios. Primera vacunación en la residencia San Juan de Dios.

Primera vacunación en la residencia San Juan de Dios. / El Día

Es un "halo de esperanza" brindado después de "nueve meses de clausura" y ovaciona "con un aplauso muy grande a esta generación" que continúa demostrando y aleccionándonos a través  de una formidable "capacidad de adaptación". A iniciativa propia de cada usuario, renunciaron a sus paseos, salidas rutinarias y cita diaria de esparcimiento con el café con la finalidad de intensificar y encapsular el aislamiento.

La directora ensalza "el cuidado, el esmero y la profesionalidad" de la plantilla y agradece el "apoyo emocional" transmitido por los familiares.

A unos cuantos kilómetros de este edificio, cerca del Polígono Industrial de Los Santos y entre la Vía Verde de la Subbética y una extensión interminable de olivar, la vacunación proseguía en la Casa-Hogar El Sauce, donde conviven 21 personas con patologías mentales y realizan su oficio, y su vocación, una decena de empleados.

Nueve fallecimientos durante diciembre en Lucena

La ilusión y el optimismo chocan con "la duda por los efectos secundarios", admite Estrella Aguilera, fundadora de este colectivo. Unas objeciones que han requerido de una función pedagógica puesto que, insiste, "toda medicación" presenta contraindicaciones, aunque, resalta, "vamos a paliar lo más importante". Una mentalización a la que contribuye -apunta Estrella Aguilera- la ausencia de incidencias graves advertida en los medios de comunicación.

Los formularios de conformidad preparados aguardan la aparición del dispositivo sanitario, en torno a las 13:30. Un avance determinante, todavía no definitivo, para reanudar con normalidad los talleres, las excursiones a la ciudad o los recorridos por la cercana naturaleza.

La responsable de este centro repara en "la tranquilidad" que proporciona la vacuna, apostillando que permanecerán implantadas las pautas de seguridad básicas como la distancia social, las mascarillas y la higiene constante.

Fuentes municipales explican que la jornada ha transcurrido sin alteraciones percibidas y fijan en el lunes la segunda etapa en la residencia Nueva Aurora y en la Asociación Comarcal Pro Personas con Discapacidad Psíquica, Amara. Entretanto, el virus sigue, incesantemente, desgarrando familias en Lucena y ha eliminado nueve vidas en este mes de diciembre -el triple que en la primera oleada-; dos de ellas en las últimas 24 horas. Las pérdidas humanas ascienden a 29. Sí permanece contenida la tasa acumulada, por debajo de los 100 casos por 100.000 habitantes, en la cifra de 93, la más baja desde hace varios meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios