Provincia

La huella de la Córdoba vaciada: los pueblos más pequeños buscan habitantes para sus casas vacías

Vista de Fuente-Tójar. Vista de Fuente-Tójar.

Vista de Fuente-Tójar. / Robles

Los municipios pequeños y las áreas rurales de España son las que más han sufrido el fenómeno de la despoblación, que en algunas provincias supera hasta el 85% del territorio. En los últimos diez años, en tres de cada cuatro localidades españolas ha descendido en número de habitantes; de hecho, casi 5.000 tienen menos de 1.000 personas.

Córdoba no escapa de ello y ha perdido el 3,75% de su población en la última década. La capital y la provincia suman en 2022 un total de 772.464 habitantes, frente a los 802.575 que había en 2011, una caída que se puede ilustrar imaginando que Montilla, la cuarta localidad cordobesa más poblada, hubiera desaparecido.

La supervivencia de numerosas poblaciones se ve amenazada por esta realidad, a pesar de que la pandemia del Covid generó una especie de avalancha de personas yéndose al campo o a las zonas rurales. Sin embargo, la realidad es que muchos jóvenes detectan grandes dificultades para encontrar trabajo en sus lugares de origen o en los pueblos más pequeños de las provincias.

Según el primer mapa online que muestra viviendas en la España vaciada, Fuente-Tójar es el municipio de menos de 1.000 habitantes en la provincia que suma más inmuebles en venta, según la web de Fotocasa, que impulsa el proyecto. Este municipio suma solo 663 habitantes censados y ofrece 23 viviendas. 

Fuente-Tójar. Fuente-Tójar.

Fuente-Tójar. / Robles

Su alcaldesa, Marifé Muñoz, es consciente de la situación del pueblo y achaca parte de la responsabilidad a las leyes que regulan las administraciones locales, que, critica, dejan poco margen de acción a los ayuntamientos. Para la alcaldesa, "se habla mucho" de la despoblación "pero no se conoce la realidad", sobre todo la realidad de los servicios en las zonas rurales. Los pueblos más pequeños se van quedando sin sucursales bancarias, sin transporte público que conecte con otras localidades y muchas veces hasta sin servicio sanitario, lo que desmejora la enorme calidad de vida que ofrecen estas poblaciones.

El pueblo está buscando otra fuente de desarrollo económico que no sea únicamente la agricultura. Para ello se están apoyando en el turismo y entra en juego el sector inmobiliario. Las casas vacías de Fuente-Tójar se han ido convirtiendo en casas rurales para el turismo. En los últimos años dos viviendas se han convertido en este tipo de alojamiento y una en apartamento turístico, y el Ayuntamiento busca aprovechar el enclave "espectacular" de su ubicación en la Subbética. Uno de los principales atractivos que el municipio busca potenciar para crear empleo, dinamizar la economía, atraer visitas y pernoctaciones es que es un pueblo con denominación starlight, un certificado que obtuvo este mismo año y que la acredita para desarrollar el astroturismo.

"Hace un tiempo era impensable que vinieran extranjeros", comenta Muñoz, que explica cómo estas casas rurales han ido atrayendo al turismo de naturaleza, sobre todo tras la pandemia. La alcaldesa reivindica que a los ayuntamientos "nos faltan competencias para apostar por los municipios" y por impulsar ayudas a los empresarios, que es una de las líneas que el Consistorio trabaja, aunque de forma muy limitada, pues solo cuenta con 1,5 millones de euros de presupuesto anual. 

Rentas altas pero casas sin ocupar

A una hora de Fuente-Tójar se encuentra San Sebastián de los Ballesteros, un pequeño municipio de la Campiña Sur que registra una renta neta media por persona de 12.026 euros, la más elevada de los 77 municipios cordobeses; esta cifra significa, además, un incremento del 3,5% respecto a los datos fiscales de 2019. 

San Sebastián de los Ballesteros. San Sebastián de los Ballesteros.

San Sebastián de los Ballesteros. / Robles

El alcalde de la localidad, Francisco Javier Maestre, explica que la población se beneficia de su cercanía (unos 35 minutos en coche) con Córdoba capital y en muchos casos funciona como municipio dormitorio. El alto poder adquisitivo de los eballenses se debe, según explica Maestre, a que "unos son profesionales, trabajan en la docencia o la sanidad y otros se dedican a la agricultura", con la cooperativa olivarera como punta de lanza de su desarrollo económico. 

A pesar de ello, el pueblo no deja de perder población. En 1950 tuvo su pico con 1.640 personas que habitaban el lugar y hoy en día solo viven 835 vecinos, según los datos del INE. Con todo ello, las ocho viviendas ofertadas en la web no se corresponden con la realidad, hay muchas más. Para ocuparlas, el municipio quiere atraer empresas. Lo va a hacer, según ha explicado el alcalde a El Día, tras resolver el atasco burocrático que tenía el Ayuntamiento para hacerse con suelo en el polígono industrial, con el que tendrán al menos 20 naves disponibles para empresas justo en la misma zona de la cooperativa olivarera, que es el principal motor económico del pueblo. 

Maestre ensalza que su municipio cuenta con servicios "equiparables a pueblos más grandes" de la provincia, con "más eventos que días" en el calendario para que los jóvenes sientan ganas de quedarse a vivir y experiencias de personas que trabajan en empresas multinacionales desde casa y con vistas a la Campiña. 

La Granjuela. La Granjuela.

La Granjuela. / Robles

El mapa de las casas vacías de los municipios más pequeños de Córdoba lo completan uno de los pueblos más aislados de la provincia: Conquista, ubicado en la frontera con Castilla-La Mancha y que es la tercera localidad con la renta más altas, solo tras San Sebastián de los Ballesteros y Córdoba capital. Zuheros, con 631 habitantes, aparece de segundo en la lista -tras Fuente-Tójar- con 11 viviendas en oferta. Con su Cueva de los Murciélagos, grandes zonas de escalada para potenciar el turismo rural, su producción de queso y siendo parte del parque natural de las Sierras Subbéticas, es uno de los pueblos más encantadores y atractivos de la provincia.

En el corazón de Sierra Morena y a unos 30 minutos de Córdoba capital en coche Villanueva del Rey tiene disponibles diez inmuebles para entrar a vivir. Su cercanía con la capital, en este caso, es lo que la hace más atractiva y repite como municipio dormitorio. Valsequillo, de apenas 347 habitantes, cuenta con tres viviendas desde los 25.000 euros; en La Granjuela hay dos casas disponibles. Asimismo, se puede entrar a vivir en alguno de los nueve inmuebles disponibles en Villaharta, que tienen un precio que va desde los 29.000 euros por un piso pequeño hasta más de 100.000 por casas rurales con piscina. La lista acaba con El Guijo, que ofrece una vivienda, y Fuente la Lancha, que ofrece tres. 

El presidente de la Diputación de Córdoba abordó en los últimos días cómo la provincia está aprovechando los fondos de recuperación Next Generation de la Unión Europea (UE). Así, ha asegurado que la lucha contra el despoblamiento, que es una de las estrategias que han marcado la acción de su gobierno, debe mantenerse, precisamente para asegurar un desarrollo equilibrado en toda la provincia, y por eso se han adoptado medidas tales como "redefinir el Plan de Aldeas", y que cuente con "mayores recursos, para que esas actuaciones, que son exclusivas para las aldeas de la provincia, pues tengan mayor repercusión, a la hora de dotarlas de servicios y de mejores infraestructuras", que son clave en la lucha contra el despoblamiento.

Además, "dentro de nuestra acción concertada, dentro del Plan Más Provincia", dotado con 15 millones de euros, "las acciones que plantean los ayuntamientos para luchar contra la despoblación resulta que se llevan, presupuestariamente, prácticamente la mitad de los recursos".

Por tanto, entiende Ruiz que "la apuesta ha sido importante y hemos conseguido que, después de cuatro años", los municipios de la provincia "tengan mejores infraestructuras, mejores vías de comunicación, dentro de las competencias de la Diputación de Córdoba, y que cuenten con un desarrollo social y económico más importante, que permita que los jóvenes" pueden desarrollar sus proyectos de vida y profesionales "en su propio pueblo, que es lo importante".

Según un informe del Banco de España, alrededor de 3.500 pueblos sufren ya riesgo de despoblación, lo que representa más del 40% del total. Según el informe elaborado por Fotocasa para poner en marcha el mapa de inmuebles, la densidad media de España en 2019 era de 93 habitantes por kilómetro cuadrado, muy por debajo de la media europea, fijada en unos 120 habitantes. Por lo tanto, si se toma como umbral el establecido por la Unión Europea, que sitúa en 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado el límite por debajo del cual un núcleo se considera en riesgo de despoblación, se concluye que el 48% de los municipios españoles (es decir, casi la mitad) se encuentran dentro de este riesgo.

Además, el porcentaje más elevado de envejecimiento de la población se da en las áreas rurales: según datos de 2019, en los municipios de menos de 5.000 habitantes, una de cada cuatro personas tenía más de 65 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios