Subbética

Las Cooperativas Agroalimentarias protagonizan en Lucena la ofrenda de frutos a la Virgen de Araceli

  • El presidente del sector, Juan Rafael Leal Rubio, destaca la entrega de los agricultores durante el confinamiento para garantizar el abastecimiento de alimentos

Un momento de la ofrenda de frutos a la Virgen de Araceli en Lucena. Un momento de la ofrenda de frutos a la Virgen de Araceli en Lucena.

Un momento de la ofrenda de frutos a la Virgen de Araceli en Lucena. / El Día

La solidaridad de los agricultores dejando a un lado sus reivindicaciones para garantizar el abastecimiento de la población durante la pandemia del coronavirus ha sido uno de los elementos destacados por Juan Rafael Leal Rubio, presidente de Cooperativas Agroalimentarias de Andalucía, al ofrecer a María Santísima de Araceli los frutos del campo andaluz durante la eucaristía celebrada este domingo en el santuario de Aras en Lucena.

En nombre de los 300.000 agricultores andaluces que representa, Juan Rafael Leal Rubio ha resaltado: “Nos gustaría, Araceli, poderte ofrecer un día el acceso de todos al disfrute de los bienes de la tierra, el fin del hambre en el mundo, la acogida como iguales y con justicia y con dignidad de las personas que vienen de otros lugares a buscar una vida mejor, la igualdad y la equidad entre hombres y mujeres y la educación de calidad para todo tu pueblo que rebasa las fronteras andaluzas”.

Con referencias a oraciones y símbolos de la Iglesia, Leal Rubio ha presentado a la patrona de Lucena y del campo andaluz la “espiga, trigo y su producto final, el pan, que debe estar en todas las mesas”. Ha entregado también las uvas y el vino “como símbolo de gratitud y alegría por la pertenencia a la tierra a la que debemos cuidar para transmitirla a las generaciones venideras, vino que no debe faltar en las mesas y reuniones".

El presidente de Cooperativas Agroalimentarias Andaluzas ha ofrecido asimismo “la rama de olivo con su aceituna y su producto final, el aceite tan necesario en la vida cotidiana como aderezo de comidas, suavizante de nuestra piel y al final de nuestras vidas como unción de las personas enfermas; y como símbolo de la rama de olivo de paz al ser portada por una paloma blanca”.

“Guíanos hacia el cielo donde estás y recíbenos cuando llegue nuestro tiempo, guíanos también en el esfuerzo por construir este cielo que puede ser la tierra si todos la labramos, si todos la cuidados y si la disfrutamos todos en una común fraternidad”, ha resaltado Leal Rubio al finalizar su intervención.

Al concluir la eucaristía presidida por el vicario episcopal de la Campiña, David Aguilera Malagón, Juan Rafael Leal ha llevado la bandeja de los frutos al camarín de la Virgen para depositarla a las plantas de María Santísima de Araceli junto a su familia, el hermano mayor de la Real Archicofradía, Rafael Ramírez, y el vicario episcopal.

En la misa, que ha contado con el acompañamiento musical del cantaor Antonio Nieto y el guitarrista Román Carmona, han estado presentes el alcalde de Lucena, Juan Pérez (PSOE), y miembros de la corporación municipal; el juez decano de Lucena, Esteban Rondón; la parlamentaria del PP María de la O Redondo; el decano del Colegio de Abogados, Diego Juan Chacón; el presidente de la Agrupación de Cofradías, Antonio Díaz Serrano, así como representantes de numerosas hermandades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios