Provincia

El Consejo Regulador prevé unos 50 millones de kilos de uva en este año

  • Los agricultores comienzan por la variedad chardonay para pasar después a las de vino tino · Con el fruto recogido se elaborarán 35 millones de litros de vino

La vendimia 2010 en Europa ha comenzado, como cada año, por las vides del marco Montilla-Moriles, que este año prevé recoger 50 millones de kilogramos de uva, de las que saldrá una variedad de vino dulce única de estas tierras cordobesas, el Pedro Ximénez (PX).

A las 03:00 de ayer, los agricultores de Montilla-Moriles comenzaron la recolección de la variedad chardonay, con la que se elaboran vinos jóvenes, y que tardarán una semana en recogerse. Después le llegará el turno a las variedades de vino tinto y, a mediados de agosto, al tipo de uva blanca pedro ximénez, que se prolongará, si las condiciones climatológicas lo permiten y no se producen tormentas que ralenticen la recolección, hasta primeros de octubre.

El gerente de la Denominación de Origen (DO) Montilla-Moriles, Enrique Garrido, ha destacado la calidad de la uva de este año y un aumento de la producción prevista del 20%, hasta alcanzar los 50 millones de kilogramos, que permitirán la elaboración de 35 millones de litros de vino blanco.

De dos a tres millones de kilogramos se reservarán para la producción del vino dulce pedro ximénez, que se obtiene tras un proceso de pasificación de la uva que sólo se desarrolla en esta zona vinícola debido a las condiciones climáticas de la campiña cordobesa, con altas temperaturas por el día y también por la noche, y con poca humedad.

En total, este año se reservará uva para producir un millón de litros de vino pedro ximénez, una cantidad inferior a la de otros años y que en ocasiones han alcanzado los ocho millones de litros, debido a la crisis y a las reservas que se guardan de la producción de campañas anteriores.

En total, la DO Montilla-Moriles suma 6.200 hectáreas de viña de PX y otras variedades de uva blanca, así como otras 1.000 hectáreas, aproximadamente destinadas al vino tinto, que tienen el distintivo de Vino de la tierra. Con la variedad PX se elaborarán los característicos vinos de Montilla-Moriles, como son los finos, PX (dulce), amontillados, olorosos y vinos jóvenes, todos ellos amparados por la Denominación de Origen.

Los tintos, amparados bajo la figura de Vinos de la Tierra, darán lugar a tintos de crianza y reservas y comenzaron a elaborarse a raíz de la reconversión varietal realizada en los últimos nueve años con los planes de reestructuración promovidos por Bruselas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios