Campiña Sur

Condenados ocho vecinos de Puente Genil por agredir a dos agentes de la Guardia Civil

  • La Justicia impone el pago de una multa de 13.850 euros a los efectivos, que intentaron detener a un hombre con una orden judicial de ingreso en prisión

Dos agentes de la Guardia Civil en Puente Genil.

Dos agentes de la Guardia Civil en Puente Genil.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Puente Genil ha condenado a ocho vecinos de Puente Genil a indemnizar con 13.850 euros, más los intereses legales, a los dos agentes de la Guardia Civil que fueron agredidos cuando intentaban detener en la calle Bailén a una persona sobre la que pesaba una orden judicial de ingreso en prisión.

Este hombre comenzó a propinar golpes y patadas a los agentes, mientras que otro de los acusados empujó a uno de los guardias contra una puerta de cristal para evitar que le pusiera los grilletes al requisitoriado y le propinó un fuerte puñetazo en la cara a otro de ellos.

Los hechos, según han relatado desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), que han representado a ambos agentes, ocurrieron en 2017, año en el que se condenó a ocho vecinos de Puente Genil, cuatro hombres y cuatro mujeres, a penas que sumaban más de treinta y siete años de prisión por agredir a cuatro guardias civiles para impedir la detención de un requisitoriado, fijando indemnización para uno de los agentes por las lesiones sufridas y quedando pendientes las acciones civiles de los otros agredidos porque en aquel momento aún se encontraban en periodo de recuperación.

A pesar de la situación, los agentes continuaron intentando introducir al detenido en el vehículo policial, mientras les daban patadas y puñetazos y uno de los agresores gritaba bajar para abajo, que se lo llevan, a esta gente hay que matarlos, os vamos a matar, de aquí no salís vivos, salid, que se lo quieren llevar, echadnos una mano joder, que no se lo lleven estos hijos de puta”. Inmediatamente bajaron de las viviendas entre 25 y 30 familiares y vecinos, insultando, amenazando y agrediendo a los guardias civiles con fuertes puñetazos y patadas, tirándolos al suelo y arrinconándolos contra la pared, hasta conseguir que huyera el detenido.

Desde la AUGC han recordado que llevan años denunciando que Puente Genil es una de las localidades de la provincia de Córdoba que registra más agresiones a guardias civiles. De hecho, más del 40% de los accidentes que sufre este colectivo son consecuencia de agresiones físicas, según un informe de la dirección general del Cuerpo.

Por ello, la asociación reclama de manera reiterada que se modifique el Código Penal para endurecer las penas por este tipo de delitos y se refuerce la protección jurídica tanto a los agentes como a sus familiares ante las amenazas y agresiones que sufren.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios