Campiña Sur

Castañas, nueces y serenatas por el día de la Aurora en Montilla

  • Los tradicionales puestos de frutos secos se han dispersado este año por la calle Corredera

  • Para evitar aglomeraciones, no ha habido rondas en el atrio de San Francisco Solano

Puesto de castañas en Montilla. Puesto de castañas en Montilla.

Puesto de castañas en Montilla. / El Día

La localidad de Montilla celebra este domingo, 11 de octubre, el día de su patrona, la Virgen de la Aurora, y lo hace adaptando las tradiciones a la nueva normalidad obligada por la pandemia de covid-19. Como es lógico, la procesión se ha suspendido, pero montillanos y visitantes sí han tenido la oportunidad de degustar las primeras nueces y castañas de la temporada en los puestos que se han instalado en la calle Corredera.

Aunque es tradición que se ubiquen en la plaza de la Rosa, el Ayuntamiento los ha dispersado en esta ocasión por la céntrica calle de Montilla para no coincidir con las terrazas de los bares de la plaza de la Rosa, llenas el fin de semana por el tiempo primaveral que se disfruta en el municipio de la Campiña Sur.

En los puestos se pueden adquirir no solo nueces y castañas, sino también otros frutos secos de la temporada como las “avellanas cordobesas” (como se denomina aquí a las avellanas, para distinguirlas de los cacahuetes), miel o algunas frutas secas como los higos, como manda la tradición.

Puesto de castañas y nueces en la Corredera. Puesto de castañas y nueces en la Corredera.

Puesto de castañas y nueces en la Corredera. / El Día

Los actos religiosos en honor a la patrona han tenido lugar en la parroquia de San Francisco Solano, donde se conserva la bella imagen barroca, obra de Diego de Mora de finales del siglo XVII. En la víspera de la onomástica, es habitual que las tunas y los coros se reúnan en el atrio del templo para dedicarle las tradicionales coplas y serenatas, una tradición que el virus ha obligado a cambiar.

En conjuntos muy reducidos y respetando en todo momento los aforos, la música se ha trasladado al interior de la iglesia. También, a lo largo de la madrugada, se han escuchado algunas serenatas en la noche montillana amortiguadas por las mascarillas, con las Auroras como destinatarias de las coplillas. Y las Auroras, como manda la tradición, han salido a los balcones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios