Subbética

Ayuda directa a África en la nueva tienda de Infancia Solidaria en Lucena

  • Esta oenegé abre un espacio de comercio justo y solidario en la galería de Carrefour Lucena

  • Junto a Aida, otro colectivo humanitario, acaba de inaugurar en Guinea-Bisáu un centro asistencial para menores con diversidad funcional

Inauguración de la nueva tienda en la galería comercial de Carrefour. Inauguración de la nueva tienda en la galería comercial de Carrefour.

Inauguración de la nueva tienda en la galería comercial de Carrefour. / M. González

La reciprocidad, el trasvase cultural mutuo y el intercambio de lecciones humanas recubren y confieren un significado pleno a la dinámica de Infancia Solidaria. Esta oenegé, consolidada en Lucena, ha conseguido culminar en España 325 intervenciones quirúrgicas vitales a niños con una salud incompatible con los mínimos servicios médicos de sus países natales.

La imaginación siempre plasmada en logros tangibles, la fecunda creatividad y una envidiable energía también distinguen a un colectivo que, en los meses críticos de la pandemia, mientras la emergencia sanitaria lacraba las fronteras, se desplegó en Lucena y auxilió a los usuarios de la asociación asistencial Amara, contribuyó activamente en el comedor social Virgen de Araceli y propició, de manera decisiva, la prolongación de la apertura del Centro Básico de Atención al Inmigrante.

Cancelados por el covid-19  los espectáculos musicales, los mercadillos, las rutas senderistas u otras propuestas de ocio, periódicas acciones benéficas que reportan la financiación esencial de los distintos programas, esta entidad emprende la apertura de una tienda en la galería comercial de Carrefour Lucena. Es un espacio de comercio justo que circula en una cadena de miradas imborrables, sonrisas y altruismo entre continentes.

Las mamás masais y los alumnos de la guardería sustentada por Infancia Solidaria en el complejo de Anidan en Lamu, Kenia, manufacturan los artículos expuestos: collares, pulseras, bolsos, y otros objetos de bisutería, o pinturas y figuras autóctonas. Los miembros de las expediciones que esta fundación envía hacia el continente africano transportan estas elaboraciones artesanales y, finalmente, el dinero obtenido por la venta repercute directamente en los artífices.

La empresa Carmila ha cedido gratuitamente el local donde se implanta este establecimiento que acorta la lejanía entre dos mundos más separados a causa de los prejuicios y la indiferencia que por una distancia de miles de kilómetros.  Guillermo Nevado, representante de la compañía multinacional, se congratula de la unión fraguada con la organización dedicada a los niños porque “buscamos ayudar a este tipo de entidades para que ellos puedan desarrollar lo que llevan en su ADN”. Apela al “anclaje local” como propósito cardinal de su marca y subraya que “a nosotros no nos cuesta nada y se puede favorecer a personas y niños de Kenia que realmente lo necesitan”.

Desde este sábado, comienza la apertura al público de este bazar convertido, además, en punto pedagógico de fomento del voluntariado y de información sobre los múltiples proyectos abordados por Infancia Solidaria.

Apertura de un centro niños con diversidad funcional en Guinea-Bisáu

La última iniciativa, compartida con la oenegé hermana Aida, Intercambio y Desarrollo, reside en la implementación de un centro social y sanitario dedicado a niños con diversidad funcional en Guinea-Bisáu. La construcción de este recurso integral ha conllevado un gasto de 85.000 euros y, anualmente, la inversión estimada supone 83.000 euros. Contra el desamparo y la fragilidad de las familias, proporciona rehabilitación física y estimulación neurológica. El elevado desembolso precisa de padrinos que sostengan, con donaciones cíclicas, este servicio polifacético.

En el último mes y medio, después de la interrupción por el coronavirus, Andalucía ya autoriza la entrada los menores que, acogidos por Infancia Solidaria, se someten a operaciones urgentes y cruciales en los centros hospitalarios. Por ejemplo, dos niñas de Etiopía viajan a Córdoba con el indescriptible deseo de sanar sus maltrechos corazones.

El coordinador regional de Infancia Solidaria, Ángel Parejo, transmite su gratitud a Carmila, a Carrefour y, también, a la firma lucentina Sabor a España, que aporta una selección de dulces y turrones, presentados en un seductor expositor. Invita, Parejo, a adquirir, en esta nueva instalación, los regalos navideños puesto que también se dispone de las genuinas tazas y complementos textiles. 

Las fotografías tematizadas de los autores italianos Cristiano Zabeo y Emanuele Reguzzoni decoran unas paredes observan “cosas muy chulas que se pueden adquirir a un precio muy razonable”, señala la concejala de Cooperación al Desarrollo y Servicios Sociales, Carmen Gallardo (PSOE), y que conceden “esa ayuda que necesitan los niños y esta oenegé para seguir adelante”, con las líneas de actuación Sana-Sana y los centros educativos y asistenciales en Kenia y Guinea-Bisáu.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios