EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Un paso atrás en la reactivación

Los datos del paro de junio frenan el impulso al empleo dado en mayo, sobre todo por la caída de la agricultura, pero el turismo en el litoral empieza a recuperarse

Los datos de afiliación y paro del mes de junio son un jarro de agua fría que congela las expectativas de seguir avanzando en la reactivación económica tras la parálisis forzada por la necesidad de evitar los contagios del Covid-19 con un confinamiento sin precedentes. Si en mayo se crearon 30.000 empleos en Andalucía, el mes pasado apenas llegaron a 1.500. Y Andalucía vuelve a rondar el millón de parados. La primera explicación a este frenazo es que el sector de la agricultura -que ha ayudado a que la caída del PIB se modere en la región y se comporte mejor que otras autonomías turísticas- acusa el fin de las campañas desarrolladas en las dos principales productoras intensivas de productos hortofrutícolas: Almería y Huelva. Con todo, está por ver si este paso atrás es una pausa. El verano tendrá que determinar si es coyuntural o no. Los primeros indicios son positivos, porque las dos provincias con mayor industria turística en la costa, Cádiz y Málaga, son las que tiran del empleo andaluz en junio y lo hacen en los sectores relacionados con los servicios a los visitantes. La evolución en Cádiz es algo mejor porque tiene más turismo nacional que Málaga, que depende más de la demanda extranjera, todavía muy tímida. Todo ello, con una parte importante de la fuerza laboral que todavía está inmersa en ERTE que afectan total o parcialmente a la jornada de los empleados. El panorama es aún peor si nos fijamos en el conjunto de España, que acaba de vivir el peor mes de junio para el empleo desde 2008, al inicio de la Gran Recesión, que se traduce en más de 5.000 parados más y un avance de la afiliación muy tímido para haber superado ya la desescalada. Salvar el máximo empleo -y por tanto las empresas- sigue siendo prioritario. Por eso aplaudimos que se siga apostando por el diálogo social entre Gobierno y agentes sociales, que hoy suscribirán un pacto por el empleo que, entre otras medidas, aportará otros 50.000 millones de euros en ayudas y avales para sostener la actividad empresarial e impulsar la inversión. Apoyar a las empresas es la única solución para evitar que la pandemia deje más damnificados vivos que muertos ha causado el coronavirus.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios