El funeral de Ciudadanos

Editorial

Prolongar la patética agonía que arrastraba el partido que hasta hace un año cogobernó en Andalucía no conducía a ningún sitio

02 de junio 2023 - 00:45

Ciudadanos ha decidido oficiar su propio funeral tras el desastre electoral del domingo, que lo convirtió en bastante menos que un partido testimonial, y no se presentará a las generales convocadas por Pedro Sánchez para el 23 de junio. Nada que sorprenda. Mantener la patética agonía que venía arrastrando por sus muchos errores no conducía a ningún sitio. ¿Qué ha pasado para que un partido que un día representó las esperanzas políticas de millones de españoles de centro, que ganó unas elecciones en Cataluña y que hasta hace un año gobernó en Andalucía coaligado con el PP haya tenido un final tan penoso? No es difícil responder a esta pregunta: se equivocó en las estrategias y confundió las tácticas. El responsable primero y principal se llamó Albert Rivera, hoy felizmente apartado de la vida pública. Rivera traicionó a los votantes de Ciudadanos ignorando su mandato y negándose a ser la bisagra que permitiera mayorías de izquierdas o de derechas sin recurrir a los extremistas de uno u otro signo. El castigo electoral fue rápido y contundente. Pero, además, se malbarató el triunfo en las catalanas de 2017 que no supo rentabilizar en absoluto e incluso en la experiencia de gobierno en Andalucía la falta de perfil propio y supeditación absoluta al PP le terminó pasando factura. Todo le fue mal a Ciudadanos. El liderazgo de Inés Arrimadas también se demostró un fiasco y el intento de explotar la etiqueta de liberales otro. Lo mejor que podía hacer en estas condiciones era lo que ha hecho: renunciar a listas propias y entregar las pocas decenas de miles de votos que le quedaban a otra opción política, que va a ser, mayoritariamente, el PP. Mientras tanto, hay que lamentar la desaparición de una fuerza que debería haber centrado la vida política española y haber alejado la importancia que han adquirido los partidos que se colocan en los extremos del arco político. Pero la única responsabilidad de lo que ha pasado hay que buscarla en los enormes errores de los dirigentes de Ciudadanos.

También te puede interesar

stats