La farsa de Tamames

El profesor intenta en el borrador de su intervención publicada un difícil equilibrio para contentar a Santiago Abascal sin traicionarse a sí mismo

El martes se debatirá en el Congreso la moción de censura contra Pedro Sánchez, presentada por Vox y que defenderá el economista e histórico dirigente comunista Ramón Tamames. Por si le faltaba algún ingrediente a la farsa, el contenido del borrador de su intervención se filtró horas después de que el candidato a la Presidencia la enviara a los dirigentes de la formación radical. Así, se ha evaporado el único interés que despertaba la sesión parlamentaria: conocer los argumentos que emplearía el casi nonagenario profesor. Del contenido publicado y que Tamames mantendrá sustancialmente, puede deducirse que el candidato ha optado por ponerle una vela a Santiago Abascal e incluso otra al Papa. Así, reprocha a Sánchez que no reconozca el "carácter democrático" de Vox o que haya optado por una Memoria Democrática que idealiza la Segunda República cuando las "atrocidades" en la contienda civil las cometieron los "dos bandos". Incluso vincula las agresiones sexuales a las "políticas de inmigración", que permiten la entrada de "toda clase de delincuentes". Eso sí, luego ensalza las tesis de Francisco ante el problema de la inmigración en general. Complicado esfuerzo de equilibrio el que practica Tamames para no traicionarse a sí mismo y reivindicar la España que soñaban los intelectuales que compartían cárcel con él en Carabanchel en 1956. Ahora, de la mano de Vox, lanza críticas a las concesiones de Sánchez al nacionalismo y opina que este periodo se asemeja a "una autocracia absorbente" para justificar un adelanto electoral al 28 de mayo. Las contradicciones de su filtrada intervención se pueden resumir en dos perlas de su programa. En medio ambiente, quiere que un cuerpo de voluntarios cuide de los bosques; y en política laboral, aboga por la semana de cuatro días pero no para que los trabajadores sumen más descanso. Tamames defiende que en la moción escribirá "una de las últimas secuencias" del guión de su vida, pero se ha equivocado con el final.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios