La amnistía, mucho más que una hipótesis

Editorial

Pedro Sánchez, lejos de considerar que la extinción de los delitos no es una opción, abona el terreno para ceder al chantaje planteado por Junts y ERC

22 de septiembre 2023 - 00:15

Las declaraciones efectuadas por el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en Nueva York, durante su viaje para participar en la Asamblea General de Naciones Unidas, abonan el camino para conceder una amnistía para todos los delitos cometidos por políticos y funcionarios catalanes en la organización y celebración del referéndum ilegal del primero de octubre de 2017, tal y como le exigen tanto Junts como ERC para permitir su reelección. Al ser preguntado por si va a cumplir su compromiso electoral –de 2019– de traer a España al ex presidente catalán prófugo, Carles Puigdemont, Sánchez puso de manifiesto que la posibilidad de una amnistía es ya mucho más que una hipótesis. Lejos de rechazar la amnistía, como hizo en su día en tono firme, ahora el líder del PSOE subraya que él “siempre” ha rechazado la “acción judicial” como método para resolver un conflicto que hoy califica de “político”. Después de que él mismo calificara en 2017 como delito de rebelión las leyes de desconexión y la declaración unilateral de independencia, ¿qué respuesta podía dar el Estado que no pasara por la acción judicial? A la vista de los apoyos que necesita para su investidura, no hace falta preguntarse qué le ha llevado en la actualidad a modificar su criterio. Además, Sánchez abonó este miércoles aún más el terreno para conceder la extinción de los delitos de los independentistas al asegurar que va a ser “coherente” con la política que ha desarrollado en Cataluña en la pasada legislatura. El Gobierno pasó por el indulto parcial a los políticos penados, por la eliminación de la sedición y por la rebaja de la malversación, que son los delitos por los que fueron finalmente condenados por el Tribunal Supremo. Aplicar una amnistía generaría un amplio rechazo social y de hecho ya está provocando la ruptura de la dirección socialista con los dirigentes del PSOE que hizo posible la Transición, con Felipe González y Alfonso Guerra a la cabeza. La amnistía, como ya hemos dicho, no debería ser una opción, por más que acerque a Sánchez a su reelección.

También te puede interesar