Jarro de agua fría para el sector turístico

Editorial

La mejor manera de recuperar cuanto antes el turismo británico es doblegando una pandemia que sólo desaparecerá con la colaboración de todos

05 de junio 2021 - 01:52

La decisión del Reino Unido de mantener a España por ahora fuera de su "lista verde" de destinos turísticos seguros ha sido un verdadero jarro de agua fría para el sector en el país y, en especial, en Andalucía. No en vano, el turismo británico es uno de los más importantes en nuestra región. Los números lo dejan claro: en el año 2019 (antes del coronavirus), la comunidad autónoma andaluza recibió 2,94 millones de turistas procedentes del Reino Unido, lo que supone cerca de la cuarta parte de los visitantes extranjeros que eligen nuestra tierra para pasar sus vacaciones. Estas cifras, en zonas como la Costa del Sol, aumentan hasta llegar a un tercio del total. De hecho, la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), ya ha mostrado "enorme preocupación" por la decisión del Gobierno de Boris Johnson y calcula que supondrá ralentizar el ritmo de reaperturas previsto y, por tanto, la incorporación de trabajadores a los establecimientos. A nadie se le escapa, pues, lo perjudicial que es esta decisión para la economía andaluza, altamente dependiente de un sector, el turístico, que la pandemia ha revelado como muy vulnerable en determinadas situaciones. Ante esta coyuntura es importante que tanto todas las administraciones del Estado como el propio sector empiecen a tomar medidas. En primer lugar, el Ejecutivo central debe desplegar toda su capacidad diplomática para conseguir que el Reino Unido nos incluya, cuanto antes, en la "lista verde". Pero esto no servirá de nada si se siguen dando los datos negativos de coronavirus que se han registrado en los últimos días. Aunque la campaña de vacunación avanza a velocidad de crucero, lo cierto es que estamos asistiendo a un frenazo en la mejora de la curva pandémica, algo que no ayuda para nada a la recuperación del mercado turístico. La mejor manera de convencer al Reino Unido de que somos un país seguro es doblegando la pandemia. Para ello, habrá que insistir una vez más, es fundamental la colaboración de todos. Desgraciadamente no es lo que se observa en la calle.

Lo último

stats