EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Crónica Personal

El rejonazo de Errejón

Si a Íñigo Errejón y Carmena no les va bien en Madrid, tendrán a quien echar la culpa: los errores de Pablo Iglesias

Pablo Iglesias consiguió ganar las primarias a Errejón a nivel nacional y también logró que Errejón se quedara en minoría en las primarias madrileñas, pero Íñigo Errejón le acaba de meter un rejón en todo lo alto al líder de su partido y, en tiempos, su amigo y principal apoyo. El equipo de fundadores de Podemos se desmorona como un azucarillo.

Pablo Iglesias, para demostrar que todo iba bien con el Errejón perdedor las primarias, anunció que sería candidato a la Comunidad de Madrid, y aunque le ha metido el dedo en el ojo todo lo que ha podido, se ha visto obligado a cumplir su promesa. A esos agravios, que han tenido un ejecutor importante, el presidente madrileño de Podemos, Ramón Espinar -el de la vivienda protegida que nunca ocupó pero vendió al poco tiempo por buenos dineros- ha respondido ahora Errejón con un golpe de mano que ha trastocado el tablero podemita madrileño: ha anunciado que su candidatura al Gobierno regional no tomará el nombre de Podemos sino de Más Madrid … que es el nombre con el que Manuela Carmena presentará su candidatura al Ayuntamiento. Iglesias, y desde luego Espinar, no pueden recibir un golpe más doloroso. Si ya les produjo un serio problema que Carmena metiera en su lista al ayuntamiento a los concejales de Podemos que no quisieron someterse a primarias, la decisión de Errejón es todo un desaire que les deja en una situación de precariedad extrema ante la militancia y los votantes.

Podemos pierde fuelle. Porque la ambigüedad respecto al independentismo catalán le pasa factura, porque Sánchez les utiliza cuando le conviene pero les ningunea cuando le conviene también; porque el famoso chalé ha provocado más deserciones en votos de lo que Iglesias-Montero preveían, porque Iglesias todavía no se ha decidido respecto a los Presupuestos de Sánchez y porque los partidos asociados tienen también sus propios problemas internos y se alejan de Podemos porque les culpan de esos problemas internos. Además, porque de la misma manera que la forma de gobernar de Sánchez ha tenido una relación directa con el castigo a Susana Díaz en Andalucía, la forma de gobernar de Sánchez afecta a la imagen de un Pablo Iglesias. Que será un gran profesor de Política, pero de estrategia política ha demostrado saber poco.

Si a Errejón y Carmena no les va bien en Madrid, tendrán a quien echar la culpa: los errores de Iglesias. Si les va bien, también será Iglesias el que salga malparado, porque no son los candidatos por los que siente una pasión desmedida.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios