EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

De reojo

Ángela Alba

aalba@eldiadecordoba.com

La cultura en suspense

Aquí ni siquiera se han reabierto los museos, que en la fase 2 ya tenían permitido recibir visitantes

El avance de la desescalada del estado de alarma ha dado un soplo de esperanza al sector cultural que, aunque con medidas restrictivas, poco a poco está echando a andar. A las suspensiones de las citas propias de la primavera, como las ferias del libro, se sumaron de forma progresiva las anulaciones de representaciones teatrales, conciertos y festivales. Ahora, viéndolo desde una escasa pero necesaria distancia, da la sensación de que en algunos casos se ha podido tomar una decisión precipitada a la hora de anunciar esas suspensiones sobre todo en espectáculos que se iban a desarrollar al aire libre y en espacios amplios. Aunque no se puedan celebrar tal y como están concebidas -quién sabe hasta cuándo no podrá hacerse- algunas de esas citas quizás podrían haberse salvado de la quema coronavírica con un aplazamiento y una adaptación a esta odiosa nueva normalidad.

Los organizadores ahora están volcados en buscar soluciones para sacar adelante sus eventos culturales y algunos lo están consiguiendo de forma admirable. Es el caso del Festival de Teatro Clásico de Mérida, que se hará en versión reducida del 22 de julio al 23 de agosto. O el del Festival de Cine de Málaga que, a solo tres días de su inicio, se aplazó y ahora se plantea del 21 al 30 de agosto. Eso sí, sin alfombra roja ni encuentros con el público. Por su parte, algunas ferias del libro pasarán de la primavera al otoño, como por ejemplo la de Sevilla, que estaba prevista en mayo y se celebrará del 22 de octubre al 1 de noviembre; o las de Málaga y Madrid, que también se han pospuesto a octubre.

En este caso, en Córdoba directamente se optó por la anulación de la feria, igual que ocurrió con el Festival de la Guitarra, previsto para el mes de julio. Por ahora no se sabe nada sobre la forma en la que el Gobierno municipal va a enfocar la cultura en Córdoba mientras dure esta crisis del coronavirus, que será hasta que haya una vacuna. Aquí ni siquiera se han reabierto los museos, que ya en la fase 2 de la desescalada podían haber acogido visitantes con restricciones de aforo, como está ocurriendo en otras ciudades. Solo se han anunciado unos conciertos de la Orquesta en pequeño formato para los que aún no hay fecha y un aplazamiento de la Noche Blanca del Flamenco del que tampoco se sabe nada. Mientras tanto, la vida sigue en las calles, en las tiendas y en los bares, pero la cultura y la gente que vive de ella continúa parada.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios