EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

De reojo

Ángela Alba

aalba@eldiadecordoba.com

La condición humana

El Banco de Alimentos y Cáritas tienen campañas para recibir donativos de ciudadanos y empresas

Es en los momentos difíciles como el que vivimos actualmente cuando surge la verdadera condición humana. La generosidad, la solidaridad, la empatía y el deber florecen en cada esquina de muy diversas formas. Sin embargo, en estas situaciones también sale lo peor de otras personas, esas que te rajan por la espalda y pisotearían a cualquiera por no perder ni un ápice de su posición social. Porque eso, por desgracia, también entra dentro de la condición humana. Obviando a estos especímenes, con esta crisis sanitaria está resurgiendo un sentimiento de comunidad que las prisas del día a día, el estrés y el individualismo hace años que rompieron.

Nada más darse a conocer los primeros casos de coronavirus en Córdoba y ante la falta de material de protección, tanto ciudadanos a nivel individual como empresas o instituciones agudizaron el ingenio y exprimieron sus recursos para solventar una carencia que pone en peligro cada día a profesionales de la sanidad y a personal sociosanitario. Desde toda la provincia se puso en marcha un engranaje solidario para fabricar mascarillas, batas y pantallas protectoras. Otros directamente han donado el material que tenían almacenado a los hospitales, donde la guerra contra el covid-19 se libra cuerpo a cuerpo y los ya famosos EPI (equipos de protección individual) hacen tanta falta.

Desde esos primeros días de incertidumbre y miedo, a las 20:00 los ciudadanos salen a aplaudir desde sus terrazas y ventanas a médicos, enfermeras, auxiliares, celadores y todo el personal sanitario en general que cuida de nosotros y de los nuestros. Mientras, las patrullas de la policía y los camiones del Cuerpo de Bomberos hacen sonar sus sirenas por las avenidas de la capital en señal de agradecimiento. Esa gratitud también la han expresado niños y mayores a través de los centenares de mensajes que han enviado al Hospital Reina Sofía, en los que además cuentan sus temores y animan a profesionales y pacientes.

El Banco de Alimentos y Cáritas también son testigos de esa generosidad y han recibido varias donaciones, aunque aún queda mucho trabajo por hacer, ya que el número de familias que están atendiendo se ha triplicado en esta crisis. Por ello, ambas entidades tienen en marcha campañas para hacer donativos. Sigamos siendo solidarios, sigamos haciendo comunidad también con las personas que más lo necesitan.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios