EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

De reojo

Ángela Alba

aalba@eldiadecordoba.com

Sin bajar la guardia

Habrá que esperar dos semanas para ver si los paseos tienen impacto en la expansión del coronavirus

Después de siete semanas en las que salir a la calle para hacer la compra suponía encontrarse con un panorama postapocalíptico, al fin la puesta en marcha de la primera fase de desescalada -la fase cero- ha dejado imágenes más propias de la Córdoba precoronavirus. El inicio de los paseos para la población general ya dio el pasado fin de semana un aspecto de ciudad viva que este lunes se ha ratificado con la apertura de los pequeños comercios.

Mi alegría al salir a la calle ha sido inmensa al ver abiertas pequeñas tiendas de barrio que, al no ser de alimentación, llevaban cerradas al público desde el 14 de marzo. Y más alegría aún me ha dado ver a clientes esperando en la puerta para ser atendidos. La ciudad retoma, aunque solo sea un poco, su actividad y con ello también reaparece la ilusión de los cordobeses. En este tiempo de crisis por el covid-19 ha habido momentos muy difíciles en los que no se veía la luz al final del túnel y esta primera etapa de desescalada hace pensar que es posible una vuelta a la normalidad -o a una "nueva normalidad", como la llama el Gobierno-. Aunque, eso sí, hay que seguir respetando la distancia de seguridad y no relajarse, ya que el coronavirus no ha desaparecido. Sigue ahí, rezagado y esperando la mejor ocasión para atacar.

En estos momentos es fundamental que seamos ciudadanos responsables y cumplamos las indicaciones que ha dado el Ministerio de Sanidad, como lavarse las manos frecuentemente y mantener entre uno y dos metros de distancia entre personas. A ser posible, también es importante el uso de mascarilla para no contagiar a los demás en caso de tener el virus porque, aunque los afectados no deben salir a la calle, no hay que olvidar que hay pacientes asintomáticos que pueden estar infectados y no saberlo. Estos últimos son la mayor preocupación en la desescalada.

Por los datos diarios que da la Consejería de Salud de la Junta, la pandemia parece estar controlada: entre el domingo y el lunes solo ha habido tres positivos oficiales por coronavirus. Habrá que esperar aún dos semanas para ver si los primeros paseos y la apertura de los pequeños comercios tienen impacto en la expansión del covid-19. Para que no haya un retroceso, es primordial ser responsable. Hagámoslo por nosotros, por nuestras familias y por las 101 personas que han muerto en la provincia a causa de este virus.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios