En el tejado

F.J. Cantador

fcantador@eldiadecordoba.com

José Julio Perlado

He tenido muchos profesores en mi época de estudiante. Con el paso de los años la memoria me ha ido jugando la mala pasada de ir borrándome los nombres y, sobre todo, los apellidos de muchos de ellos, algo que no ha ocurrido con José Julio Perlado, mi profesor de segundo curso de Redacción Periodística en la Facultad de Ciencias de la Información de la Complutense de Madrid. Como profesor era duro, tenía muy claro cómo formar a los futuros periodistas. Se preocupaba tanto por esa formación que había quienes entonces no entendíamos sus métodos. A mí me acabó llevando a septiembre después de que no hubiera sido capaz de realizar una entrevista que me pidió con Carmen Romero, la entonces esposa del presidente del Gobierno, Felipe González. No lo importó que lo hubiera intentado hasta la extenuación, me la había pedido y mi misión, la misión del periodista, era conseguirla. Mis intentos resultaron tan de película que hasta me detuvieron sus guardaespaldas a las puertas del instituto del barrio madrileño de Usera donde daba clases cuando la abordé para pedirle la entrevista. Tampoco le importó que le mostrara una carta que me habían escrito desde la Moncloa, tras dejar yo otra en el propio Palacio, en la que se me informaba que no me iba a dar la entrevista, ya que llevaba años sin querer aparecer en los medios. Le pedí que me la cambiase y aceptó.

Debía entrevistar al golfista Severiano Ballesteros, que ese año se estaba recorriendo el mundo de torneo en torneo. Le rogué que me la cambiara por otras dos o tres entrevistas a personajes famosos. Le propuse el nombre del cantautor Joaquín Sabina, a quien ya había entrevistado antes, y los de los periodistas José María García y Jesús Hermida. Me respondió que no, a lo que yo en un tono demasiado chulesco le contesté que si quería que entrevistara a Severiano Ballesteros, que me diese él el dinero para el avión. "Se cree usted muy listo -me dijo-, pues ahora, o me entrega las entrevistas con Carmen Romero y con Severiano Ballesteros antes de final de curso o nos vemos en septiembre". Y así fue. Para septiembre le propuse entrevistar al líder del grupo Nacha Pop, Antonio Vega, aceptó y me acabó aprobando. Sé que esta historia es solo una anécdota; con el paso del tiempo he comprendido que con sus métodos formativos José Julio Perlado buscaba simplemente convertirnos en buenos periodistas. Luego descubrí que para buen periodista y escritor, él: doctor en Filosofía y Letras, redactor-jefe de La estafeta literaria, corresponsal en Roma del Diario Madrid y del Diario de Barcelona (1963-1965), corresponsal en París de ABC (1968-1970), Premio de Novela Ateneo de Santander, profesor Titular en la Facultad de Ciencias de la Información de la Complutense (1973-2003)...Todo un ejemplo que tuve la inmensa suerte de tener como profesor.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios