EL tiempo de las palabras se acaba y es hora de pasar a los hechos. La conmemoración del Bicentenario de la Constitución de Cádiz de 1812 es una oportunidad única para Andalucía que no conviene dejar pasar por mucha crisis económica que exista. O se empieza a vender ya fuera de Cádiz y San Fernando esta efeméride o llegaremos tarde, como suele ocurrir muchas veces. La junta de gobierno del Consorcio del Bicentenario ha aprobado un ambicioso plan de acción exterior para dar a conocer esta celebración por todo el mundo, especialmente en Europa, América y la Organización de Naciones Unidas (ONU). Algunas instituciones, como el Ayuntamiento de Cádiz, ya han dado algunos pasos tendentes a lograr apoyos de cara al Bicentenario en varios países y a difundir los valores constitucionales, labor ésta que ha de complementarse con la de otras entidades, pues todo lo que contribuya a dar a conocer el Doce por todo el mundo ha de ser bienvenido y fomentado. La coordinación institucional es clave para lograr el éxito de esta celebración durante 2012 y para que su legado perdure en los años posteriores. El Bicentenario ha de visualizarse, tanto en casa como fuera de ella, como un esfuerzo conjunto de todo un país, pues de lo contrario no tendría sentido la creación de una comisión nacional de la que forman parte diferentes administraciones públicas. Por ello, no conviene desdeñar las voces críticas que se han levantado en torno a los trabajos previos a esta celebración, a la urgencia de los plazos y a la mejora de esa coordinación. Muy al contrario, hay que agradecer que haya personas que se preocupen por tratar de ayudar, ahora que todavía estamos a tiempo, a que se corrijan los defectos que indudablemente existen. No debemos olvidar, de acuerdo con la idea de elaborar un plan de acción exterior, que la imagen que ofrezca este Bicentenario del 1812, no será ni la del Ayuntamiento de Cádiz o San Fernando, ni la de la Diputación provincial, ni la de la Junta de Andalucía o el Gobierno central, sino la de todo una comunidad y todo un país. La ocasión merece el esfuerzo y la unidad.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios