Análisis

la gloria de san agustín

A votar

Sé que lo he comentado muchas veces, pero eso da igual, porque lo seguiré haciendo siempre que encarte porque me parece que es una cosa que nos importa a todos, de una manera u otra, porque desde lo más pequeño a lo más grande todo nos afecta, desde la alcantarilla de la esquina hasta los millones que se dedican a la exportación, que aunque yo no entienda, pero seguro que nos afectan.

Por eso yo nunca he dejado de votar en mi vida, nunca, pero nunca, y puede que también lo haga porque mis padres no pudieron votar durante demasiados años, porque al que mandaba no había que votarlo, porque te gustara o no era lo que había y no se discutía. Y yo sé que no le caía bien a todo el mundo, y eso que algunos lo quieren resucitar. Pues yo creo que se equivocan, que las cosas se deciden así, hablándolas, o votándolas, que es lo mismo, y lo que diga la mayoría. Que no se puede contentar a todo el mundo, está claro, pero es lo que tiene vivir con más gente, que se tiene que hacer lo que enfade a menos, y por eso se organizan las elecciones. Se llama Democracia, y aunque yo no entiendo nada de política, a mí siempre me ha parecido lo más justo, y lo más necesario, si se para uno a pensarlo un instante. También he votado siempre porque yo no entiendo a esas personas que todo lo protestan pero que no hacen nada cuando tienen la oportunidad, y eso te lo da ir a votar. Yo siempre que se me pregunta tengo opinión, claro que sí, hasta de lo que no entiendo, pero por eso no voy a dejar que alguien decida por mí, aunque me equivoque, que ya lo remedio cuando me llamen a votar otra vez.

Eso sí, que luego cada cual vote lo que le dé la gana, faltaría más. Aunque no lo parezca, yo soy uno de esos que se lee los programas electorales de los partidos, para ver lo que dicen y para ver lo que nos prometen, y que a veces no hacen cuando ganan, que también pasa, para qué nos vamos a engañar. Y la verdad es que en estas elecciones andaluzas he leído en algún partido cosas que no me gustan nada y que hasta me asustan porque yo creo que no son buenas, para nadie, y yo creo que sería bueno decirles que esas cosas las quiten porque no son de recibo. Aunque tal vez la forma de decírselo sea no votándolos, que en eso consiste la Democracia. En fin, que ya tengo preparado mi sobre y mi papeleta, he comprobado que tengo el carné al día, y en cuanto abra el colegio estoy votando. Y es que como dice ese refrán, que mandemos cada uno en nuestra hambre para que no mande otro, o algo parecido.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios