Los chavales del Córdoba Futsal, a diferencia de los de nuestro Córdoba, sí han dado un paso al frente y se han entregado a cambiar la situación, y eso se nota a la hora de verlos jugar. Y es que para ganar los partidos hay que tirar a puerta, que sin eso no hay goles, y sin goles no hay puntos, o solo hay un puntito, como mucho.

Si hace unos meses nos dicen que hasta el último puesto para promocionar lo íbamos a ver tan lejos no nos lo hubiéramos creído. Esa es la única verdad. Porque muchos, y yo me incluyo, hasta pensábamos en el ascenso directo, y es que durante meses hemos estado ahí. Pero eso ya pasó. Yo a veces pienso que en realidad no estamos tan mal, y que el problema es que antes estuvimos demasiado bien, hasta puede que más de lo que nos merecíamos. Que a nadie se le olvide que somos unos recién ascendidos, porque eso es lo que somos, y a lo mejor fue casualidad lo de los primeros meses, que también hay que verlo así. Y que lo normal es sacar un puntito cuando se juega fuera, y ahora nos parece muy poco porque antes ganábamos casi todos los partidos. Que pudiera ser esto lo que está pasando. Pero sabemos que no es esto, ni mucho menos, que uno ve a los jugadores ahora y no tiene nada que ver con lo que hacían unos meses, y para eso solo hay que tener ojos en la cara, y bien sabe todo el mundo que estoy diciendo la verdad.

Pues ya estamos en lo que estamos, que la Semana Santa la tenemos ya encima, y casi en lo alto. Aunque yo no soy muy de cofradías, y eso que tengo mis preferidas, que por supuesto son las que salen del barrio, me gustan disfrutar y sobre todo me encanta que la gente se lo pase bien, que eso es fundamental. Y da igual que me guste a mí o no, eso es indiferente, que quien es feliz con el ajedrez o andando por la montaña, pues que me parece muy bien, y hasta los envidio en cierto modo. Eso es así. Por eso ojalá estas fiestas tengamos muy bien tiempo, para que todo el mundo pueda disfrutar de estos días, tanto el que va detrás de los pasos como el que quiere disfrutar de unos días de playa. Aunque siendo primavera lo normal es que algo caiga, y cuando menos lo esperas. Que sea poco.

En fin, que a pasarlo bien, y a comernos unas pocas torrijas, que una vez al año sientan la mar de bien, aunque yo creo que sería capaz de comerme unas cuantas todos los días del año, para qué les voy a engañar. Hasta el domingo que viene, que es de los bonitos, y que pasen ustedes una muy buena semana.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios