Carmen Pérez

De lo que tenía que haberse hablado en Sintra

Tribuna Económica

30 de junio 2023 - 00:15

Esta semana los banqueros centrales han estado reunidos en Sintra, esa preciosa ciudad de Portugal. Son las personas más preparadas del mundo en materia financiera. Han compartido las mejores posturas a adoptar para luchar contra la inflación. Toman decisiones que finalmente terminan afectándonos a cada uno de nosotros. Pero lo que no parece que hayan abordado es la discusión sobre los mismos presupuestos de los que parten. Y no hay verdades absolutas que acatar, no hay nada que no pueda y que no deba cuestionarse.

¿Por qué no replantearse el por qué hay que remunerar o cobrar a los bancos por el dinero que tienen aparcado en los bancos centrales? Podría, en todo caso, darse por válida la explicación de que hay que hacerlo por las cantidades que se les exige mantener depositadas obligatoriamente por cuestiones de solvencia, las reservas mínimas, pero ¿y por el exceso de liquidez sobre esas cantidades ya sea en cuenta corriente o utilizando la facilidad de depósito? Todo el dinero depositado en el sitio más seguro y plenamente disponible debería tener una retribución del 0%.

La razón que suele aducirse para no hacerlo así es que se debe a cuestiones de política monetaria. Que cobrarles cuando la economía está deprimida les incita a mover el dinero, a prestarlo, animando a los agentes económicos, familias y empresas, a endeudarse. Y que, por el contrario, como pasa en estos momentos, al obtener una compensación elevada sin riesgo alguno, se les desincentiva a prestar, y de esta forma se enfría la economía y se contiene la inflación.

Pero, entonces, ¿por qué cuando los tipos eran negativos se articularon maneras para exonerar a la banca, –el two-tier system en la Eurozona se estableció en 2019– estableciendo tramos en los cuales los bancos estaban exentos de pagar. ¿Por qué ahora no establecen tramos para los que los bancos estén exentos de cobrar?

La remuneración por los dineros que la banca tiene aparcados en el banco central está siendo muy costosa, de decenas y decenas de miles de euros. En la Eurozona, los bancos acumulan un exceso de liquidez enorme y el pago de intereses ha pasado del -0,5% del pasado julio al 3,5% actual. Y estos niveles seguirán así por tiempo. Esta semana, en Sintra, Christine Lagarde lo volvía a repetir: “No hemos terminado el trabajo”, “los tipos deben quedarse ahí todo el tiempo que haga falta”.

Es tan importante este hecho que va a conducir a que los bancos centrales presenten pérdidas, porque afrontan ese alto coste mientras la rentabilidad que obtienen de su cartera de deuda sigue siendo muy reducida.

En principio no pasa nada, porque los bancos centrales pueden crear dinero, pero a ver qué pasa si esto se agudiza y prolonga en el tiempo. Los bancos con mayores niveles de liquidez (alemanes, luxemburgueses y franceses) serían los mayores beneficiados y sus bancos centrales, consecuentemente, los más perjudicados. El Bundesbank ya está hablando de la necesidad de inyección de dinero público para su capitalización. Se hacía, por tanto, completamente necesario y urgente que se tratara en Sintra este tema. Espero que, aunque no haya trascendido, se haya hecho.

También te puede interesar

Lo último

stats