Análisis

Fátima Herranz

La guerra rompe las expectativas

La guerra de Ucrania ha revertido las positivas expectativas proyectadas este año sobre el ritmo de crecimiento, la moderación de las tasas de inflación y la normalización de las cadenas de suministro. Los datos preliminares de la encuesta de la Comisión Europea han reflejado un significativo deterioro del sentimiento económico en marzo, retrocediendo el indicador de confianza de la Eurozona 9,9 puntos hasta -18,7. Así, no solo se sitúa nuevamente por debajo del promedio histórico de en torno a -10 puntos, sino que marca niveles mínimos desde que se inició la pandemia.

Esta tendencia a la baja previsiblemente continuará a corto plazo a medida que se prolongue la guerra y se mantengan los shocks de oferta que están presionando al alza los niveles de precios y erosionando la renta disponible de los hogares y la rentabilidad de las empresas.

En España, según la última actualización del panel de Funcas que incorpora el impacto de la guerra (pero no de la huelga de transportes), la previsión del crecimiento del PIB en 2022 se ha rebajado 1 punto hasta un 4,6% anual.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios