Gumersindo Ruiz

Territorios palestinos, haciendo memoria

Tribuna Económica

24 de octubre 2023 - 00:00

Incluso los analistas con más conocimiento del conflicto entre Palestina e Israel se sorprendieron ante el ataque de Hamas, que infringía un daño limitado comparado con la masacre que previsiblemente iba a sufrir su propio pueblo, como está ocurriendo. Mohammed Deif, comandante del ala militar de Hamas lleva siempre la violencia al extremo, aun conociendo las consecuencias, con la intención de que cualquier acuerdo o tregua desaparezca del horizonte.

Las circunstancias acompañan al extremismo, y los tres territorios palestinos, Gaza, el West Bank y la zona de Jerusalén bajo autoridad de Israel, están empobrecidos, dice el Banco Mundial, por las restricciones de Israel al comercio, movilidad y acceso a recursos, además de la caída en la ayuda exterior. La producción crece por debajo de la población, y aumenta la pobreza; la inflación y el crecimiento son discretos, la deuda pública reducida, el déficit comercial alto; pero dentro de los territorios hay una gran diferencia entre Gaza con una pobreza del 47% y el West Bank del 9%; el paro en 45% y 13%; y crecimiento del 3,4% y 7,8%. En cualquier caso, la penuria económica y los acuerdos de los países árabes con Israel, incluido Marruecos, refuerzan el sentido de aislamiento y la falta de expectativas para los palestinos, económicas y de libertades.

Los enfrentamientos no han sido sólo entre Israel y Palestina; hay que recordar que el primer conflicto se produce en concierto con Francia e Inglaterra por el control del canal de Suez. En 1978 los esfuerzos por la paz llevan a la concesión de premios Nobel a Anwar al-Sadat de Egipto y Menachem Begin, y en 1994 a Shimon Peres, Isaac Rabin y Yasser Arafat, que reciben también ese año el Príncipe de Asturias. Los conflictos incluyen a la Autoridad Palestina, el secular Fatah, Hamas, que es sunita como Iraq, y Hizbullah en el Líbano, chiita como Irán. Pero dentro de la confusión hay un hecho especialmente claro y grave en 2003, con la invasión de Iraq por Estados Unidos, con el apoyo explícito de Gran Bretaña y desafortunadamente de España, que desestabiliza la zona y deja a Irán, con Rusia, enredando en el malestar latente. En una cronología de estos 75 años de enfrentamientos, el Financial Times (9 octubre 2023) recoge catorce momentos muy graves, de los que seis se dan tras la invasión de Iraq, lo que muestra la aceleración que da al conflicto esa desastrosa guerra que no ha traído la democracia a Iraq, y sólo ha servido para que algunos –Irán, Rusia– se aprovechen del odio y la desesperanza del pueblo palestino. No es cuestión de rebobinar la historia y ver qué podría haber ocurrido si unos y otros no hubieran cometido tantos disparates, pero no podemos perder la memoria de los que ahora se llevan las manos al corazón y la cabeza, y que en su momento encenegaron los caminos hacia la convivencia por inconsciencia o mala fe. Leo, en la ficción o realidad de una novela del formidable Colson Whitehead, que “lo que está torcido permanece torcido, y lo que está doblado –dice– odia lo derecho”. Y también, que para la pobre gente en esos mundos tan crueles, torpes e insensibles, cada día que no te matan, que no acaban contigo de una manera u otra, es una victoria.

También te puede interesar

stats