Análisis

francisco andrés gallardo

Revolucionados

Se echan en falta aún más series en las noches de nuestros canales pero por lo que vienen registrando las ficciones en abierto en horario nocturno ya no despiertan las multitudes de hace unos años, con 5 ó 6 millones de espectadores por episodio. Con tal de arañar 3 millones es un logro. La cima. Así que lo que vienen anotando estrenos como el de 45 revoluciones, con algo más de millón y medio de seguidores ante la pantalla en el momento de emisión (en línea), más otros 300.000 en diferido en estos días (on line), no termina de estar mal. No es cuestión de crear alarmas sobre la televisión en abierto, que seguirá en forma mientras tengamos todos interés por la actualidad.

Lo que hay es una saturación de series, esta invasión que empezamos a sufrir, más que gozar, por tierra, mar, aire y éter, con una oferta inabarcable e incluso agobiante para unos espectadores que hasta hace poco estaban acostumbrados a manejar unos cuantos canales (curioseaban por unos 12, como mucho). Ahora que hay que prepararse incluso la cena a la carta a veces se termina por arrojar el mando y pasar de la media docena de estrenos que llegan cada viernes.

Las cadenas en abierto están en la disyuntiva de seguir fabricando ficciones con espíritu generalista, muy del estilo de los seriales, con ingredientes conocidos y narrativa reconocible; o tirar hacia la vanguardia, renovando en argumentos, en la realización y arriesgando en textos, personajes y clichés. El sello de Atresmedia se ha destacado precisamente por proponer series de aspiraciones más o menos generalistas con rasgos innovadores. Una estrategia reflejada en el premio Emmy de La casa de papel y en la repercusión del sello Atresmedia Studios, que está trabajando con las principales plataformas de pago.

Las series de las cadenas en abierto están en la encrucijada. No son capaces de lograr la audiencia de otros tiempos y ponen en cuestión su rentabilidad y financiación. 45 Revoluciones está bien y merece un visionado. Lo contamos otro día.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios