Análisis

Fátima Herranz

Dinamismo moderado de la industria

La actividad industrial española ha iniciado el año moderando su dinamismo, registrando en enero un ligero descenso mensual de la producción en un contexto condicionado por los elevados niveles de inflación, la escasez de suministros y la crisis energética. Una situación que se verá agravada en los próximos meses ante el impacto de la guerra de Ucrania y las sanciones a Rusia en los suministros y en los precios de las materias primas energéticas, alimenticias y metálicas.

En términos interanuales, la producción industrial creció un 1,7%, sumando su décimo mes de avances de los últimos 11 (únicamente cayó ligeramente en octubre) y consolidando la recuperación del sector tras el fuerte impacto inicial del Covid-19. No obstante, esta senda de crecimiento todavía no es suficiente para consolidar los niveles previos a la pandemia, situándose el conjunto de la industria un 0,8% por debajo de los registros de febrero de 2020. A su vez, los precios industriales aumentaron un 35,7% interanual, su mayor tasa desde que comenzó a elaborarse la serie en 1976, impulsados por la energía.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios