Análisis

alberto ortega

Consejos para vestir una mesa navideña

Existe algo que todas las cenas navideñas compartían y comparten: la decoración más cuidada por parte de las familas. Desde elaborados centros florales a originales candelabros, pasando por la brillante cubertería o alimentos decorativos, todo contribuye.

El influencer Sebastián Gallego, copresentador del podcast La vida y tal, cada año acude puntual en sus redes sociales a su cita con la Navidad, mostrando sus elegantes y curiosas decoraciones. Gallego es un amante de los adornos y cuenta con un gusto especial que ha enamorado a sus miles de seguidores.

Este comunicador cordobés se une esta Navidad a Hendrick’s para ofrecernos estos cinco curiosos concejos, tips, con los que sorprender a los invitados.

1. La importancia de gamas cromáticas armónicas: los elementos que decoren nuestra mesa deben presentar cierta armonía. Sebastián Gallego apuesta por las tonalidades clásicas de la Navidad: verdes, rojos, blancos y dorados. Aunque también matiza que “siempre está bien contar con algún elemento discordante”, que capture la atención.

2. Naturalidad, siempre: las flores siempre engalanan las mejores mesas, son un adorno imprescindible y deberían de ser naturales. De todo tipo y siguiendo la estética y color del resto de elementos, para mantener la armonía. Las rosas, el eucalipto, el ilex rojo o el roble rojo son algunos ejemplos. Gallego también sugiere incluso verduras como el pepino o la alcachofa, y frutas como la granada.

3. Activar los cinco sentidos. Para acompañar los manjares de las fastuosas cenas navideñas. Y, como sostiene Sebastián, el gusto no es el único sentido a activar. El olfato es imprescindible y, además de sorprenderlo con aromas gastronómicos, se debe estimular con otros olores. Propone ambientar la mesa con canela y jengibre, dos olores de la Navidad.

4. Sorprender a los invitados. Hay que huir de la monotonía, se puede incorporar elementos y utensilios como motivos decorativos que usualmente no tienen esa función. Sebastián apuesta por algunos como teteras, la icónica botella de Hendrick’s reconvertida en bombonera o una inusual ponchera como centro floral.

5. Un detalle para cada comensal. A cada invitado le gusta siempre sentirse especial y algún elemento decorativo debe estar pensado para él. Desde meseros personalizados con los nombres de cada comensal, servilleteros que ejerzan esa misma función o una mantelería personalizada.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios