Literatura

Claves del hábito de la lectura en Córdoba

  • Los libreros de la ciudad señalan el auge de las plataformas digitales como principal competencia

Interior de la librería Luque, en Córdoba capital. Interior de la librería Luque, en Córdoba capital.

Interior de la librería Luque, en Córdoba capital. / Juan Ayala

La irrupción de las nuevas tecnologías ha modificado severamente muchos de los aspectos de la vida diaria, y entre ellos –y de múltiples formas– está la lectura, un hábito que se cree en decadencia pero que, según el último Barómetro de Hábitos de Lectura, ha crecido moderadamente, situándose los lectores en el último año en el 61,8% de la población. Además, según el estudio de consumo navideño realizado por la consultora Deloitte, el libro ha sido el tercer regalo más deseado por los españoles en Navidad, por encima de viajes o móviles. A escala local, el libro se mantiene también como uno de los regalos más recurrentes, y muchas de las librerías de Córdoba basan un alto porcentaje de las ganancias anuales en las ventas de Navidad.

Es el caso de la librería Luque, situada entre la plaza de las Tendillas y el Conservatorio Superior de Música. Uno de sus responsables, Rafael Osuna, afirma que “el libro es un regalo socorrido porque tiene un precio asequible, regalas con acierto y dura para siempre”, y que las ventas navideñas suponen “gran parte del balance anual”. Entre los más vendidos “siempre se encuentra el Premio Planeta; son ediciones que se preparan para estas fechas” y en este caso se trata de Yo, Julia, de Santiago Posteguillo, y la novela finalista Un mar violeta oscuro, de Ayanta Barilli. “Los otros más solicitados son los best sellers” explica Osuna, que “son los elegidos por los lectores habituales para regalar”, aunque no son los que suelen consumir para ellos mismos.

Respecto al tipo de consumidor, Osuna aclara que la mayoría de clientes “son habituales y compran regularmente, buscando algo específico”, mientras que otra parte “suele dejarse llevar por las recomendaciones de los libreros, que es lo que más influye a la hora adquirir un libro”. De este año, Osuna destaca La novia gitana, de Carmen Mola, como una de las recomendaciones que mejor ha funcionado. Por otra parte, el librero apunta a las ventas online como responsables de que se pierda “la visita al establecimiento”, y sobre las nuevas tecnologías señala que, a veces, en lugar de leer “perdemos el tiempo en otras cosas como Facebook o Whatsapp, y cuando nos hemos dado cuenta llevamos dos horas gastadas”.

Por su parte, el propietario de la librería El Tintero, Mario Miauri, expresa que la venta de libros es “un negocio que va a peor”, y hace hincapié en que “el problema es que los jóvenes ahora no quieren leer absolutamente nada”. Su establecimiento se encuentra en Ronda de la Manca y es el único que vende libros por la zona, según señala, ya que “los negocios parecidos cercanos han ido cerrando”. De hecho, él mismo ha tenido que recurrir a convertirse en un punto de venta de lotería y punto de recogida de productos online, aunque reconoce que “al venir más gente a comprar lotería se genera más interés por los libros en venta”.

Aun así, Miauri reconoce que “hay clientes recurrentes que sí tienen el hábito de leer y prefieren el papel”, sobre los que señala que “conocen lo que quieren” o, en su defecto, se dejan aconsejar por la opinión del vendedor. El Tintero cuenta con un escaparate en el que coloca principalmente las novedades, “que son lo que más se vende: los Premios Planeta y libros como el de Arguiñano”. Además, cuenta con un servicio de reserva por encargo para quien solicite títulos que no se encuentren en tienda.

En busca de los premios y de los relatos históricos

Una de las opciones más solicitadas por los cordobeses para adquirir libros es la Casa del Libro, situada en la zona centro de la ciudad. El director de la tienda, Antonio Sánchez, afirma que “el lector cordobés es muy agradecido” y que “se sigue prefiriendo el papel a pesar de las ventas del libro electrónico”.

A pesar de que apunta que “Córdoba es una ciudad pequeña a nivel literario”, Sánchez cree que las ventas en la ciudad “funcionan muy bien” y coincide con el resto de libreros en que lo más vendido son “las novedades potentes como los Premio Planeta, los clásicos españoles e internacionales y, particularmente, la sección de Historia”, módulo en el que se pueden encontrar biografías y ensayos dedicados a momentos y personajes históricos.

Además, Sánchez apunta que la venta de narrativa en otros idiomas, especialmente en inglés, “se vende cada vez más porque la sociedad está cambiando y cada vez se consume mas literatura en su idioma original”, por lo que “incluso los nuevos lanzamientos los incluimos con una edición en inglés porque tienen mucha salida”. Finalmente, el librero destaca “la amplitud de catálogo” de su tienda y la amplia oferta de “libros especializados” que reciben, algo que también forma gran parte de las ventas totales de la tienda al año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios