Cultura

El origen cordobés de Jon Kortajarena

Kortajarena, en uan escena de la serie 'La verdad'. Kortajarena, en uan escena de la serie 'La verdad'.

Kortajarena, en uan escena de la serie 'La verdad'.

Jon Kortajarena es un actor con una trayectoria en permanente ascensión y un pasado como modelo de éxito internacional. Tiene millones de seguidores en redes sociales. Hay personas (mujeres en su mayoría) que están pendientes a diario de sus perfiles virtuales, de lo que come, lo que bebe, de cómo tiene el pelo o de qué lleva puesto en cada momento.

Sin embargo, él, Jon Kortajarena, parece llevar bien esa presión, agarrándose a las pequeñas cosas, que diría Serrat.

En una entrevista concedida a los diarios del Grupo Joly, Kortajarena ha confesado algo que nunca había salido en los medios: le encanta el salmorejo, el flamenquín y toda la gastronomía cordobesa y andaluza.

Hay un motivo de peso para ello: "Mi abuela es de Córdoba, mi abuelo de Peñarroya-Pueblonuevo y hemos crecido comiendo comida andaluza. Y la verdad es que me gusta todo, el pescaíto frito... todo. En mi casa siempre ha habido una mezcla gastronómica con la cocina andaluza, fíjate si estoy bien alimentado".

Si tuviera que elegir, Kortajarena se quedaría con Córdoba, su Mezquita y, por supuesto, los patios. "Recientemente he estado por allí y es impresionante los recuerdos que me han venido de pequeñito".

'Pieles', el rodaje más duro

Jon ahora ha puesto el foco en su carrera de actor y recuerda el que hasta la fecha ha sido su rodaje con más dificultades: "Cada proyecto tiene lo suyo, pero creo que el más duro ha sido Pieles. Porque mi personaje tiene el 90% de su cuerpo quemado y eso requería seis horas de maquillaje y prótesis cada día. Me ponía en el potro de tortura a las 4:00 de la mañana, a las 10:00 terminaba y estaba reventado antes de empezar la jornada y a partir de ahí actúa".

Y ya no es solo por el maquillaje y las prótesis, eran 40 grados, también en agosto, en un ático de Madrid sin aire acondicionado e interpretando a un personaje que está marginado. "De repente decía: ¿Quién soy yo cuando me quitan lo estético? Y conectaba a través de ese personaje por los ojos y me demostraba que, al final, el alma es lo que me estaba uniendo y fue súper enriquecedor. Es uno de los trabajos como actor de los que más orgulloso me siento, pero también fue el más duro", añadió.

Jon Kortajarena, en 'Pieles'. Jon Kortajarena, en 'Pieles'.

Jon Kortajarena, en 'Pieles'.

Comercialmente, Pieles funcionó mucho mejor de lo que se esperaba y, en muchos países fuera de España, fue bastante bien, a pesar de que es una película independiente y muy arriesgada. En cambio, la crítica en España le dio muchos palos.

"Creo que Eduardo Casanova es un valiente y tiene las ideas muy claras. Es un hombre muy fuerte y tenía muy claro por lo que estaba apostando y eso al final se nota en la película. Y lo hizo para quien quisiera apreciarla y quien quisiera darle una oportunidad. A mí me dio pena que una película tan buena, tan valiente y tan arriesgada no haya tenido la respuesta o el apoyo que se merecía, pero la vida es así, hay que seguir luchando", agregó Kortajarena.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios