Intervención

Cultura autoriza la restauración del Crucero de la Mezquita de Córdoba dado el mal estado de la cubierta

  • La entrada de agua y la deficiente ventilación han provocado a lo largo de los últimos 30 años daños por pudrición

Parte del crucero de la Mezquita-Catedral de Córdoba. Parte del crucero de la Mezquita-Catedral de Córdoba.

Parte del crucero de la Mezquita-Catedral de Córdoba. / E. D. C.

La Comisión de Patrimonio de la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía ha autorizado el proyecto de restauración de la cubierta del brazo norte del crucero de la Mezquita-Catedral de Córdoba, según ha informado la delegada Cristina Casanueva.

El proyecto contempla el mantenimiento general de la configuración, sistema constructivo y materiales de este elemento. La intervención está motivada por el mal estado que presenta la estructura de madera de la cubierta, con daños por pudrición debidos a la entrada de agua, por fallos en las limahoyas de plomo, y la deficiente ventilación. Los elementos más afectados, aparte del propio entablado, son los cuadrales, limahoyas, pares que acometen a estas y cabezas empotradas en los muros.

El proyecto propone la sustitución completa de la estructura de madera, manteniendo en líneas generales la solución existente, con algunas pequeñas variaciones para evitar daños como los producidos en los últimos 30 años.

La nueva madera tendrá un tratamiento antixilófagos en autoclave. Igualmente se evitará el empotramiento de vigas de madera en los muros, sustituyéndolos por durmientes de madera sostenidos en ménsulas de granito. Se reforzará la impermeabilidad de las limahoyas y encuentros con paramentos mediante lámina de plomo. Asimismo se modifican los tres apeos sobre la bóveda, que actualmente cargan en la plementería, llevándolos a las claves de la bóveda, clave central y claves secundarias, para corregir esta anomalía estructural, que no ha llegado a producir patologías. Esto implica un leve cambio en la geometría de la cubierta.

Igualmente se contempla la reposición del entablado, alcatifa de yeso y tejas reutilizadas. El presupuesto general de las obras asciende a 150.532 euros.

Crucero de la Catedral

La construcción del crucero de la Catedral se desarrolla a lo largo de casi 100 años a partir del 1523, en que comienza el derribo en la zona central de la antigua Mezquita, sucediéndose en su dirección como maestros mayores Hernán Ruiz I, Hernán Ruiz II y Juan de Ochoa. Las bóvedas de lacería de los brazos norte y sur del crucero estaban terminadas en 1563 y el remate final de la construcción se produce a comienzos del siglo XVII.

La cubierta del brazo norte, sobre la bóveda de lacería, se resuelve mediante un tejado a tres aguas con dos limahoyas, concentrándose la evacuación en dos puntos. El diseño de la cubierta se ve condicionado por la necesidad de salvar la ventana del lado norte del cimborrio, resultando unos faldones con poca pendiente. Parte de la cubierta se sitúa por debajo del remate de la caja muraria que cierra el crucero.

El tejado se sustenta sobre estructura de vigas de madera, con empotramientos en los muros de borde y tres puntos de apeo sobre la bóveda, entablado de madera, alcatifa de yeso y teja árabe. Las dos canales se resuelven con plomo. En su estado actual, la cubierta responde a las obras ejecutadas en los años 90 del siglo pasado, dentro de la tercera fase del proyecto de restauración de la Mezquita-Catedral, rehaciéndose entonces su estructura, reproduciendo la solución estructural, geometría, diseño y materiales.

Protección del patrimonio

La Mezquita-Catedral fue declarada Monumento Nacional Histórico y Artístico por Real Orden de 21 de noviembre de 1882. Bien de Interés Cultural en base a lo establecido en la Disposición Adicional Primera de la Ley 16/1985 de Patrimonio Histórico Español, e inscrita en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz por la D. A. 3ª de la Ley 14/2007 de Patrimonio Histórico de Andalucía. Asimismo forma parte del Conjunto Histórico de Córdoba declarado Bien de Interés Cultural.

El edificio está inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de Unesco. En el Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico de Córdoba se cataloga como Monumento de la Villa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios