Cultura

La exposición ‘El cáliz del Inca’ ilustra en la Mezquita la evolución de la platería cordobesa

  • La pieza fue sustraída tras el saqueo por parte de las  tropas napoleónicas a la ciudad en el año 1808

El cáliz del Inca. El cáliz del Inca.

El cáliz del Inca. / Laura Martín

La Mezquita-Catedral acoge desde ayer la muestra El cáliz del Inca, símbolo de la platería de Córdoba, que hace un recorrido por la historia de la platería cordobesa a través de la evolución de estos en la creación de estos objetos.

El comisario de la exposición, Fernando Moreno, ha señalado que “el Inca está directamente relacionado con la ciudad de Córdoba y con la Catedral”. De hecho, ha recordado que el cáliz del Inca “vuelve después de 200 años”.

La exposición, según ha detallado Moreno, “hace un recorrido por la platería cordobesa, desde el siglo XV hasta el rococó”. Además, ha apuntado que la muestra busca dar “una idea clara” de la influencia de la figura de Juan Bautista de Herrera, autor del cáliz en 1620.

Por lo tanto, se podrá encontrar el cáliz del Inca –cedido por el Museo de Artes Decorativas de Madrid– junto a una selección de cálices que son propiedad del Cabildo Catedral de Córdoba, al igual que otras obras que han sido cedidas por otras parroquias de la Diócesis.

Por su parte, el otro comisario de la muestra, Luis Palacios, ha recordado que la colaboración entre el Cabildo y el instituto Nauta lleva trabajando desde 2015 en “dignificar la figura de Garcilaso con total rigor con documentos inéditos, como la moneda del Inca, o piezas desconocidas de incalculable valor como es el cáliz que da nombre a esta exposición”.

El cáliz se incluía en el inventario de bienes y ornamentos de la Capilla de las Ánimas que fundó Garcilaso y donde se mandó enterrar. Sin embargo, “el 8 de junio de 1808 la ciudad de Córdoba sufrió el saqueo de las tropas Napoleónicas”, ha recordado Palacios, “y entre los objetos sustraídos se encontraba el cáliz”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios