Cultura

Torreparedones alumbra su historia

  • Los últimos trabajos en el yacimiento ibero-romano han sacado a la luz una inscripción y un busto en el foro, unas termas, el mercado y el decumeno · La restauración continúa ahora en el santuario y la puerta oriental

Comentarios 1

El yacimiento ibero-romano de Torreparedones va tomando forma. Los últimos trabajos de investigación y restauración han sacado a la luz algunos hallazgos que denotan la importancia de esta ciudad, localizada a medio camino entre Baena y Castro del Río y que estuvo habitada desde el tercer milenio a. C. y hasta finales de la Edad Media. El último de ellos se produjo ayer, cuando el equipo de excavadores encontró en la zona del foro en la que actualmente están trabajando una inscripción -que en sus orígenes se realizó en cobre sobre la piedra- con el nombre de la persona que durante la época del emperador Augusto costeó la reestructuración de esta ciudad ibera para integrarla en el mundo romano: Marco Junio Marcelo, de la tribu galeria.

Este hallazgo se enmarca en la campaña de excavaciones iniciada en mayo en esta zona y que, por el momento, ha sacado a la luz un foro de unos 700 metros cuadrados, un mercado o macellum (se conservan muy pocos de la Hispania romana), unas termas y el decumeno, la calle principal de la planificación urbanística romana, con orientación oeste-este. Además, durante estos meses ha aparecido un busto del emperador Claudio datado en el siglo I d. C. El arqueólogo municipal y director de la excavación, José Antonio Morena, explicó ayer, durante la presentación de los hallazgos, que la cabeza del emperador muestra unos huecos que indican que tuvo una corona de laurel, por lo que la figura se realizó tras su muerte (año 54 d. C.) y su posterior divinización por Nerón en el año 56. "Los resultados han sido espectaculares, buscábamos la parte central de la ciudad romana y la hemos encontrado", apuntó Morena.

El equipo que trabaja en Torreparedones aún no ha excavado ni la mitad del foro y espera "encontrar alguna inscripción, y este es el sitio más idóneo en principio, que nos aporte el nombre de la ciudad". La gran incógnita de esta población, cuyo futuro está marcado por un proyecto para convertirla en parque arqueológico, sigue siendo su nombre. Sus dimensiones confirman que se trataba de un importante enclave y no un simple asentamiento militar. Ahora los investigadores también mantienen la esperanza de descubrir en las tuberías de plomo que han hallado una inscripción en la que figure la denominación de esta ciudad, ya que en algunos casos llevaban un sello imperial con este dato.

Por otra parte, el castillo que corona esta zona también ha sido sometido a un importante estudio que ha dado a conocer su sistema de acceso y la parte interior, tanto el patio de armas como la torre del homenaje.

En este yacimiento, Carlos Márquez, catedrático de Arqueología de la Universidad de Córdoba (UCO), se encarga de desarrollar la investigación desde el punto de vista histórico-arqueológico junto a Ricardo Córdoba, catedrático de Historia Medieval de la UCO; Ángel Ventura, profesor titular de Arqueología de la UCO, y el director de la excavación.

El proyecto del Ayuntamiento de Baena de transformar Torreparedones en un parque arqueológico pretende "convertir un recurso cultural en un producto turístico", según apuntó Morena, que añadió que "la musealización de estos restos de cara a que la sociedad pueda disfrutar de ellos es lo más importante".

Por otra parte, este mes han comenzado los trabajos de restauración del santuario ibero y la puerta oriental del yacimiento. El objetivo de estas tareas es la restauración y limpieza de la calzada de entrada, así como el recrecido de las dos torres exteriores unos dos metros sobre su altura actual para recuperar el volumen. El santuario, por su parte, dedicado a una divinidad de la fertilidad o de las parturientas, sufrirá un proceso de recrecido de los muros que limitan sus tres partes, el patio, el vestíbulo y la cella; y la cubrición de esta última con vigas de madera.

Para finalizar, el alcalde de Baena, Luis Moreno, manifestó que el Consistorio necesita la "coordinación, colaboración y comprensión" de la Junta de Andalucía: "Que cuando puedan se sumen al esfuerzo inversor del Ayuntamiento para que se pueda poner en valor y disfrutar de un patrimonio de estas características".

Los trabajos actuales se enmarcan en la segunda campaña que se realiza en el yacimiento. En una primera etapa (2006-2007) se centraron en el santuario y la entrada principal a la ciudad. Ahora se sitúan en la parte neurálgica de la ciudad romana y en el castillo que corona el yacimiento. Tras las excavaciones se llevará a cabo un proceso de consolidación, restauración y puesta en valor de los restos de la ciudad romana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios