Cultura

El Taurino dilata su apertura hasta el otoño por trámites administrativos

  • La Junta de Gobierno Local aprobará el viernes la adjudicación definitiva del equipamiento a la empresa Dragados, que rebaja el plazo de ejecución de siete meses y medio a cinco

Comentarios 1

No habrá reapertura del Museo Taurino hasta el otoño. La expectativa de que el acontecimiento se produjera en el primer semestre del año tras la adjudicación de las labores de equipamiento el pasado 21 de diciembre se ha visto rota por un trámite administrativo, la incorporación de un remanente de crédito de inversiones que no ha sido posible hasta la liquidación del presupuesto municipal de 2012. La Junta de Gobierno Local realizará el próximo viernes la adjudicación definitiva de la última fase del proyecto de rehabilitación a la empresa Dragados y en los próximos días se firmará el convenio para que las obras comiencen cuanto antes.

La Junta de Gobierno Local conoció el 21 de diciembre la propuesta de la mesa de contratación de declarar la oferta presentada por Dragados como la económicamente más ventajosa para la contratación del servicio de producción, suministro, instalación y puesta en marcha del proyecto museológico y museográfico del Taurino, que cuenta con un presupuesto de 874.236 euros. Para ejecutar este proyecto presentaron ofertas 15 sociedades y la de Dragados era la más ventajosa para los intereses municipales, ya que suponía una rebaja del 30% en el presupuesto de licitación y de dos meses y medio (de siete meses y medio a cinco) en el plazo de ejecución. Así, si las obras empiezan en las próximas semanas es de esperar que finalicen a comienzos del otoño.

Cerrado desde 2005, el museo será equipado de acuerdo al proyecto de la empresa barcelonesa Kultura Ideas y Estrategias Para el Patrimonio SL, que propone una visión muy distinta a la que tradicionalmente ofrecía este centro, mucho más contemporánea y ajustada a los recursos museísticos del siglo XXI. De hecho, esta circunstancia ha generado ya un runrún apreciable sobre todo entre colectivos y aficionados a la tauromaquia, cuando no alguna suspicacia manifiesta por el resultado final del proyecto que se desarrolla en la antigua Casa de las Bulas, que anteriormente acogió el Museo Municipal de Artesanía y Artes Cordobesas.

La propuesta de Kultura consiste "en la renovación museológica y museográfica del museo, que cuenta con una abundante y diversa colección". Así, "se plantea un nuevo discurso basado en la interpretación de todos los aspectos relacionados con el mundo taurino, desde la importancia de las ganaderías hasta su influencia en el arte, sin olvidar la puesta en valor de la colección".

"La importancia de la cultura taurina en la ciudad de Córdoba y el arraigo de esta tradición ancestral en el colectivo", indica la empresa, "es uno de los aspectos más relevantes del discurso, en el que destacan las evidencias de esta tradición (plazas de toros, los cinco califas de Córdoba...), elementos que se unen al ritual taurino no sólo en la plaza sino también en el colectivo social de la ciudad".

El proyecto "también incluye la revisión de las funciones y de los servicios de este equipamiento y su modernización, así como un nuevo planteamiento museográfico mediante recursos visuales y escenográficos que incorporen la colección como un elemento interpretativo más y se adapten a la arquitectura compleja del edificio". El "posicionamiento" del museo es asimismo un aspecto que se cita, "definiendo sus políticas de difusión, comunicación, documentación y conservación".

La primera fase de la reforma se desarrolló entre octubre de 2005 y agosto de 2007, y la segunda entre 2010 y 2011. Si este último plazo no se demora más, el museo podrá reabrir sus puertas en el año en que cumple tres décadas, ya que fue inaugurado en 1983.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios